Occidente cierra filas contra Rusia, y Biden pide frenar a Vladimir Putin

La Otán acordó seguir enviando armamento a Ucrania y redoblar sus batallones en el flanco oriental.

Occidente cierra filas contra Rusia, y Biden pide frenar a Vladimir Putin

La Otán acordó seguir enviando armamento a Ucrania y redoblar sus batallones en el flanco oriental.

La primera cumbre de jefes de Estado o de Gobierno de la Otán tras el ataque ruso a Ucrania sirvió para mostrar que “la guerra de Putin” –como la llaman los diplomáticos occidentales- despertó a una Alianza Atlántica que iba camino del diván del psicoanalista buscando sentido a su existencia.

(Le puede interesar: Rusia y Ucrania: ¿cómo podría cambiar el mundo tras la guerra?)

Los 30 aliados, con el estadounidense Joe Biden al frente, dieron su visto bueno a las decisiones que se habían adelantado en las últimas semanas. Biden dijo que “la idea de la unidad de Europa en su conjunto, no solo la Otán, el G7 y esta organización, realmente es lo más importante que podemos hacer para parar a este hombre”, en referencia a Vladimir Putin.

«Hoy hay menos democracias en el mundo que hace diez años, así que desde el principio mi objetivo es que construyamos una completa y total unidad entre las principales democracias del mundo sobre esto», agregó.

(Lea también: Un mes de la guerra en Ucrania: ‘Toda la vida normal ha desaparecido’)

La Otán doblará sus batallones en el este para reforzar su flanco oriental. A los ya presentes en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia se unirán otros en Eslovaquia, Hungría, Bulgaria y Rumanía. En terminología Otán, un batallón es una unidad cercana a 1.000 soldados con un teniente coronel al mando y dividida en varias compañías. Reciben apoyo aéreo de bases próximas.

Joe Biden en la cumbre extraordinaria de la Otán.

Foto:

Thomas COEX / AFP

La movilización de las últimas semanas hace que Estados Unidos tenga ya 100.000 soldados en Europa cuando lo normal eran 60.000 en los últimos años. Pero sigue lejos de las cifras de la Guerra Fría, cuando llegó a tener 430.000 estacionados en bases europeas permanentemente. El secretario general de la Otán, el noruego Jens Stoltenberg, le puso palabras más dramáticas: “Somos la unión militar más poderosa del mundo. Mientras estemos juntos estamos seguros”.

La idea
de la unidad
de Europa en su conjunto, no solo la Otán y el G7, realmente es lo más importante que podemos hacer para parar a este hombre (Putin)

La cumbre también sirvió para que los 30 aliados, cada uno según sus disponibilidades de material y su compromiso político, se comprometan a seguir armando a Ucrania, aunque los envíos de armamento se hacen de forma bilateral, la Otán no los organiza y sólo la Comisión Europea coordina los pedidos ucranianos con los ofrecimientos de sus Estados miembro

Este jueves se trató sobre la posibilidad de que Estados Unidos envié a Ucrania misiles que pueda usar para atacar a los navíos rusos que dominan ahora mismo la costa del Mar Negro.

De hecho, el presidente ucraniano, Volodomir Zelenski, intervino este jueves vía telemática en las cumbres del G7 y la Alianza y pidió más apoyo armamentístico para sus fuerzas armadas.
(Le puede interesar: Hasta 15.000 soldados rusos habrían muerto en Ucrania, estima la Otán)

Zelenski reclamó  que la Otán “salve” a Ucrania con una “ayuda militar sin restricciones” que le permita pasar de la resistencia a la ofensiva contra las tropas rusas que hace exactamente un mes invadieron su país.

Soldados ucranianos en Kharkiv. (Imagen de archivo)

Foto:

EFE/EPA/ANDRZEJ LANGE

Los aliados noroccidentales quieren que al presidente ruso Vladimir Putin la guerra le salga lo más cara posible. Si la Unión Europea se centra en las sanciones económicas, la Otán lo hace desde el lado militar. Entiende la Alianza Atlántica –y a ello se comprometió este jueves- que seguir armando a Ucrania permite a las fuerzas del presidente Vladimir Zelensky resistir a las tropas rusas. Cada día que no gane la guerra, Rusia la pierde, es la idea de los diplomáticos europeos.

La Alianza apoya a Ucrania en su derecho a la autodefensa, pero no es parte del conflicto ni quiere que se convierta en una guerra entre Rusia y la Otán

La cumbre también sirvió para marcar una línea roja, una idea que en Siria se mostró inútil porque no fue castigada su violación. La Otán le dice ahora a Putin que el uso de armas químicas o biológicas –Ucrania denuncia que las tropas rusas ya usaron fósforo blanco- “cambiaría enormemente la naturaleza” de la guerra. Los aliados acordaron enviar a Kiev material de protección contra armamento químico, biológico y nuclear.

Pero la Alianza no entrará en la guerra, no va a enviar tropas. Stoltenberg lo explicó así este jueves: “La Alianza apoya a Ucrania en su derecho a la autodefensa, pero no es parte del conflicto ni quiere que se convierta en una guerra entre Rusia y la Otán”.

Zelensky ha pedido en varias ocasiones esa zona de exclusión aérea, una iniciativa que pondría a la Alianza Atlántica al borde de la guerra porque obligaría a los cazas de la Otán a perseguir y derribar cazas rusos e incluso a bombardear plataformas de antiaéreos en territorio ruso.

(Vea también: Gas Europa La economía mundial sigue en plena tormenta)

Jens Stoltenberg, Secretario General de la Alianza del Atlántico Norte (Otán/NATO)

Foto:

Thomas COEX / AFP

Fuera de los focos y de las declaraciones oficiales la cumbre sirvió también para confirmar que la Otán busca cómo cerrar lo que considera sus puntos débiles frente a Rusia. Los movimientos para proteger esos puntos empezaron el mismo día del ataque ruso a Ucrania. Horas después, la Otán ordenó a la Armada alemana que enviara cinco navíos a Letonia. El cuartel general de la Alianza Atlántica ve en los Bálticos una de sus flaquezas.

El otro gran punto débil es la conocida como “brecha Suwalki”, el trozo de 65 kilómetros que separa Bielorrusia (en la práctica controlada por Moscú) del enclave ruso de Kaliningrado, empotrado entre Lituania y Polonia. Si Rusia decidiera atacar ese corredor los bálticos quedarían aislados del resto de la Unión Europea y la Otán por tierra. En Kaliningrado el Ejército ruso tiene apostados misiles Iskander. Tienen un alcance máximo de 500 kilómetros y pueden llevar cabezas nucleares.

Como reacción a esta cumbre, Rusia acusó a la Otán de estar interesada en la continuación de las acciones militares en Ucrania. “La decisión anunciada en la cumbre de continuar ofreciendo apoyo político y práctico a Kiev demuestra el interés de la Alianza Atlántica en la continuación de las acciones militares”, dijo María Zajárova, portavoz de Exteriores rusa.

Además de esto, Biden también exhortó desde Bélgica a los miembros del G20 a que excluyan a Rusia de este grupo, en una movida que busca aislar más a Moscú de los diferentes escenarios multilaterales, y anunció la acogida de 100.000 refugiados ucranianos.

Vehículo militar ruso en inmedicaciones de Kharkiv.

Foto:

EFE/EPA/Andrzej Lange

En cuanto a las sanciones, el G7 y la UE acordaron bloquear las transacciones que impliquen a las reservas de oro del Banco Central de Rusia, para impedir que Moscú eluda las sanciones occidentales.

Paralelo a estas cumbres, en Nueva York, la Asamblea General de la ONU pidió este jueves por segunda vez el “cese inmediato” de las hostilidades rusas en Ucrania y el fin de los ataques contra civiles. La resolución, no vinculante, fue adoptada por 140 votos a favor, mostrando el aislamiento de Moscú.

Por otro lado, en el terreno del conflicto, los movimientos militares importantes parecían ayer en pausa, atribuida por el Instituto estadounidense para el Estudio de la Guerra (ISW) a la necesidad rusa de reforzar sus efectivos y reorganizar sus operaciones.

En el este, las fuerzas rusas están presentes en las inmediaciones de la ciudad de Járkov, pero no han conseguido rodear la ciudad. Los bombardeos contra esa localidad mataron ayer al menos a seis civiles e hirieron a más de una decena, según las autoridades ucranianas.

IDAFE MARTÍN PÉREZ Y REDACCIÓN INTERNACIONAL
*PARA EL TIEMPO
BRUSELAS

Más noticias sobre Ucrania

– ¿Se encamina Rusia hacia una guerra de desgaste con Ucrania?
 Rusia no aceptará más pagos en dólares ni euros, anuncia Vladimir Putin
– Aliados de Otán darán apoyo a Ucrania ante ‘amenazas químicas y nucleares’