A falta de poco más de un mes para el Mundial del Qatar la selección francesa vive un auténtico terremoto interno que desplaza al fútbol al segundo plano. Entre los varios asuntos que preocupan en la selección gala, el caso de Paul Pobga sobresale por encima del resto.

Así lo ha confirmado ante los medios de comunicación Raphael Varane, compañero de Pogba en el Manchester United hasta este verano, cuando el centrocampista abandonó la disciplina de los ‘Red Devils’ para regresar a la Juventus.

«No somos insensibles a lo que sucede a nuestro alrededor, más aún cuando conocemos a las personas, somos humanos, nos sentimos preocupados de cierta manera», comentó sobre el caso de extorsión que sufre Paul y en el que está involucrado su hermano Mathias Pogba.

No somos insensibles a lo que sucede a nuestro alrededor, más aún cuando conocemos a las personas, somos humanos

Pese a la complicada situación de su compañero, que además no sabe todavía si llegará recuperado de su lesión de rodilla al Mundial de Qatar, el futbolista ha mandado un mensaje tranquilizador sobre el progreso del combinado. «El grupo vive muy bien, hay un poco de ruido en torno a la selección francesa, al fútbol francés en general, pero estamos centrados en nuestro objetivo, intentamos ser lo más profesionales posible», sentenció.