Una mujer agrede a una asistente de vuelo que le pidió a su marido que se pusiera la mascarilla y podría enfrentar hasta 20 años de prisión

Una mujer agrede a una asistente de vuelo que le pidió a su marido que se pusiera la mascarilla y podría enfrentar hasta 20 años de prisión

El altercado se produjo durante un vuelo de United Airlines de Alaska a San Francisco el 29 de julio.

Las autoridades de EE.UU. acusaron a una mujer de Texas de presunta agresión física a una asistente de vuelo que le pidió a su marido que se colocara la mascarilla. De ser declarada culpable, la pasajera podría recibir una condena de hasta 20 años de prisión, según comunicó la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Norte de California el viernes último.

El 29 de julio Debby Dutton, de 50 años, y su esposo viajaban de Alaska a San Francisco en un vuelo de United Airlines, un trayecto que dura cuatro horas y media. Cuando faltaba aproximadamente  una hora para aterrizar, luego de reiterados anuncios sobre la obligatoriedad de portar máscaras por mandato federal, una azafata despertó a un pasajero que se encontraba dormido y cuya mascarilla se había caído. El hombre, que era el esposo de Dutton, que se encontraba a su lado, obedeció a la orden.

Sin embargo, Dutton no se lo tomó a bien y, según la declaración jurada de la denunciante, se levantó de su asiento y le gritó enojada a la asistente de vuelo, quien intentó explicarle que el pasajero no llevaba puesta la mascarilla. La acusada continuó caminando hacia donde se encontraba la azafata y comenzó a darle empujones. La denunciante indicó que «fue tomada por sorpresa y se sintió amenazada y asustada» y describió el asalto como «doloroso y contundente», según deja plasmado el comunicado.

Una vez que la pasajera fue calmada por su marido y el ataque se detuvo, la asistente de vuelo informó inmediatamente al capitán. Posteriormente, una vez aterrizado el vuelo, agentes del orden entrevistaron a varios pasajeros que vieron u oyeron parte del incidente.

Según el comunicado, Dutton ha sido acusada de interferencia por asalto, amenaza o intimidación a miembros de la tripulación de vuelo o asistentes, un cargo que comporta una pena máxima de 20 años en prisión y una multa.

La Oficina del Fiscal Federal, no obstante, aclara que «los cargos contenidos en una denuncia penal son meras acusaciones». «Como en cualquier caso penal, los acusados ​​se presumen inocentes a menos que y hasta que se demuestre su culpabilidad en un tribunal de justicia», se señala.

El comunicado reza que Dutton compareció en un tribunal federal en Houston, Texas, para enfrentar el cargo presentado en el tribunal federal de San Francisco, California, de interferir en un vuelo de avión por asalto a un asistente de vuelo. Asimismo, los fiscales están en el proceso de lograr una orden para que Dutton enfrente sus cargos en el tribunal que presentó el cargo.