Una empresa de la que fue CEO ‘Pharma Bro’ acepta pagar 40 millones de dólares para resolver una demanda antimonopolio

Una empresa de la que fue CEO ‘Pharma Bro’ acepta pagar 40 millones de dólares para resolver una demanda antimonopolio

En 2015 Vyera Pharmaceuticals compró un medicamento usado para tratar una enfermedad mortal y aumentó su precio en más de un 4.000 %, situándose en 750 dólares por pastilla.

Vyera Pharmaceuticals, empresa de la que fue director ejecutivo Martin Shkreli —también conocido como ‘Pharma Bro’—, ha aceptado pagar 40 millones de dólares para resolver una demanda federal antimonopolio en su contra, según un comunicado publicado este martes por la fiscal general de Nueva York, Letitia James.

El texto indica que hasta hace poco Daraprim (pirimetamina) era el único fármaco aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento de la toxoplasmosis, una enfermedad parasitaria que puede presentar consecuencias graves y, a menudo, potencialmente mortales para las personas con sistemas inmunitarios débiles, incluidos los recién nacidos de mujeres infectadas con la enfermedad y las personas con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Alteración del precio y la distribución

Durante décadas el medicamento era barato y accesible. Pero en 2015 la compañía, con Kevin Mulleady y Shkreli a la cabeza, lo compró y de la noche a la mañana aumentó su precio en más de un 4.000 %, situándose este en 750 dólares por pastilla.

Además, detalla el comunicado, la farmacéutica alteró su distribución y trató de retrasar e impedir la competencia de genéricos para poder mantener su nuevo alto precio. Esto obligó a muchos pacientes y médicos a tomar «decisiones difíciles y arriesgadas» para el tratamiento de una enfermedad potencialmente mortal.

El año pasado la fiscal general neoyorquina y la Comisión Federal de Comercio presentaron una demanda contra Vyera Pharmaceuticals, Shkreli y Mulleady por violaciones antimonopolio que sofocaron la competencia y permitieron a los acusados ​​proteger y mantener sus ganancias de monopolio.

«Arquitecto del plan ilegal»

Por ello, el presente acuerdo obliga a la empresa a pagar hasta 40 millones de dólares y prohíbe a Mulleady ejercer cualquier puesto de trabajo en una empresa farmacéutica durante siete años. Asimismo, James continúa con su demanda contra el acusado Shkreli, al que califica de «arquitecto del plan ilegal», y cuyo juicio está programado para comenzar el próximo 14 de diciembre.

«Se involucraron descaradamente en una conducta ilegal que les permitió mantener el precio exorbitante y monopolística de un medicamento que salva vidas, permitiendo que ‘Pharma Bro’ se enriqueciera mientras otros pagaban el precio», señaló la fiscal general.

James aseguró que los neoyorquinos pueden confiar en que su oficina hará todo lo que esté en sus manos para «proteger su salud y sus carteras», subrayando que tomará todas las medidas posibles para responsabilizar a las empresas y personas por su «comportamiento ilegal y anticompetitivo».

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!