Un jugador de béisbol tiene que retirarse después de vomitar en pleno partido

Un jugador de béisbol tiene que retirarse después de vomitar en pleno partido

Lucius Fox, de los Washington Nationals, protagonizó una imagen de lo más escatológico, pero también preocupante. El tercara base ingresó en el terreno del juego para enfrentarse a los San Francisco Giants y sólo estuvo en él dos lanzamientos antes de tener que abandonarlo después de vomitar.

Los médicos se hicieron cargo del jugador y posteriormente informaron que la escena se debió a una serie de problemas gastrointestinales severos, que le obligaron a salir del diamante.

El manager de los Nationals, Dave Martínez, explicó a los medios de prensa que Fox tenía gastroenteritis antes de comenzar el partido y recibió líquidos para intentar paliar el problema. Sin embargo, tras el encuentro tuvo que ser tratado por los médicos con claros síntomas de deshidratación.

El propio jugador habló sobre lo sucedido. «Recibí tratamiento de antemano, pero obviamente no fue suficiente. Me siento mejor ahora», explicó.