Un juez ordena la captura de otro exdirector de Pemex que fue señalado por Lozoya en el caso Odebrecht

Un juez ordena la captura de otro exdirector de Pemex que fue señalado por Lozoya en el caso Odebrecht

La Fiscalía General de la República de México investiga a Carlos Alberto Treviño Medina por operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa.

Un juez federal mexicano giró una orden de captura contra el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Carlos Alberto Treviño Medina por no haberse presentado en septiembre a una audiencia judicial, en donde debía enfrentar las acusaciones en su contra por presuntos hechos de corrupción ligados al caso Odebrecht. 

Un juez del Centro de Justicia Penal Federal, con sede en el penal de ‘El Altiplano’ de Almoloya de Juárez (Estado de México), acusó que Treviño Medina está «sustraído de la justicia», por lo que giró una orden de aprehensión en su contra, informan medios locales. 

Sin embargo, Treviño Medina se encontraría en EE.UU., según confirmó este viernes su abogado, Óscar Zamudio. 

«No nos consta que haya una orden de aprehensión contra Carlos Treviño. Si es que existe, es probable que sea porque no se presentó a una audiencia del 7 de septiembre», aclaró el defensor, en entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.  

Acusación de la Fiscalía

La Fiscalía General de la República (FGR) acusa a Treviño Medina por su presunta responsabilidad en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa.

El exfuncionario debía comparecer a una audiencia inicial el pasado 7 de septiembre, pero no se presentó al citatorio, argumentando que no existían las condiciones de «legalidad» y «seguridad jurídica» necesarias para que se le garantizara un «juicio justo». 

Vínculos con Odebrecht

Las investigaciones contra Treviño Medina iniciaron a raíz de una denuncia que interpuso otro extitular de Pemex, Emilio Lozoya, quien esta semana fue ingresado a prisión preventiva mientras se desarrolla su proceso por cohecho, lavado de dinero y asociación delictuosa en el marco del caso Odebrecht. 

De acuerdo con Lozoya, un exdirector de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses Weyll, le comentó que la filial Braskem habría entregado coimas entre 2010 y 2012, durante el Gobierno de Felipe Calderón, para la «aprobación del contrato Etileno XXI», en referencia a un complejo petroquímico localizado en Veracruz. 

Parte del acuerdo era que Braskem suministrase etano a través de la planta Etileno XXI con una tasa preferencial y en detrimento de los intereses de Pemex. Lozoya afirmó que, cuando se negoció la continuidad del contrato durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, el entonces secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, gestionó la entrega de coimas a altos funcionarios.

«El 20 de septiembre de 2014 se entregaron 4 millones de pesos [más de 300.000 dólares al cambio de entonces] a Carlos Treviño Medina«, según expuso Lozoya en la denuncia presentada ante la FGR.

La entrega de coimas se realizó a través de un intermediario de Videgaray, Norberto Gallardo, y tuvo lugar en el domicilio personal de Treviño Medina, de acuerdo con Lozoya.  

Desde que se hizo pública la denuncia de Lozoya, Treviño Medina negó «rotundamente» su involucramiento en la red de sobornos relacionada con Odebrecht.