Un desarrollador de Ethereum explica por qué las criptomonedas, las DAO y los NFT son el futuro y se aleja del «distópico» metaverso de Zuckerberg

Un desarrollador de Ethereum explica por qué las criptomonedas, las DAO y los NFT son el futuro y se aleja del «distópico» metaverso de Zuckerberg

Lane Rettig ahora trabaja en un nuevo proyecto descentralizado, más eficaz y escalable que Ethereum.

Aunque se vean sometidas actualmente a la volatilidad del mercado, las criptomonedas están entrando en nuestra vida para cambiarla drásticamente, convirtiéndose con el tiempo en un componente clave para comprar entradas, formar y gestionar negocios o pagar los salarios, opina Lane Rettig un antiguo desarrollador de Ethereum, el segundo sistema descentralizado más popular.

En una entrevista concedida a Yahoo Finance, Rettig asegura que «las criptomonedas tendrán un impacto profundo y duradero en nuestras vidas».

«Lo que hemos visto hasta ahora es relativamente superficial. El impacto social no ha hecho más que empezar. Va a repercutir en todos los rincones de la sociedad, de nuestra vida cotidiana», añade.

Rettig cree que las criptomonedas solo han dado los primeros pasos hacia su adopción y compara la situación actual con la de 1980, antes de que Apple presentara su computadora personal Mac.

«Estamos a un año o dos de que sean más fáciles de usar», estima.

DAO: nueva forma de empresas

Este sector simplificará y abaratará la creación y gestión de compañías dando inicio a una nueva generación de empresarios y negocios. En este contexto, el experto se refirió a DAO (organización autónoma descentralizada), una nueva forma de organización empresarial, dirigida mediante la tecnología de cadena de bloques (‘blockchain’) y contratos inteligentes.

Gestionada de manera democrática y automatizada por propietarios de tokens, las DAO sustituirán a las estructuras corporativas tradicionales, permitiendo votar o mover fondos en cuestión de minutos.

«Creo que las DAO son el siguiente paso en la evolución de la organización humana y creo que es un cambio generacional que tardará décadas en producirse», subraya.

NFT de utilidad

La popularidad exorbitante que han visto este año los tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés) —activos digitales no mutuamente intercambiables, por lo que pretenden tener un valor coleccionable—, que ha generado nuevos flujos de ganancias en la industria del deporte, arte, música y videojuegos, van a tener más aplicaciones de utilidad en el futuro, considera Rettig.

Por ejemplo, sostuvo, las entradas al teatro, cine o conciertos podrían venderse en forma de NFT, que ofrecen un protocolo abierto, por consecuencia, el acceso de todos a la plataforma, eliminando a intermediarios, reduciendo drásticamente los precios y las comisiones e impulsando la competitividad. De igual manera, según el experto, se podrían vender los pasajes de avión.

Asimismo, la tecnología de contratos inteligentes podría aplicarse al pago de salarios. Como resultado, un empleado podría pasar a recibir fondos cada segundo en lugar de la práctica habitual de una vez en dos semanas.

Ethereum: ¿por qué es tan popular?

Ethereum es un sistema descentralizado lanzado en 2015 que se usa en una multitud de proyectos, incluidos los de NFT. Esta red debe su popularidad, afirmó Rettig, a la superioridad de su tecnología, que compara con Javascript, el lenguaje de programación más divulgado en el mundo.

«Si hablas con cualquier desarrollador de ‘software’ profesional, te dirá que no le gusta trabajar con él. Tiene imperfecciones por todas partes, pero se ha impuesto en todo el mundo«, agrega.

De la misma manera, señala, Ethereum no es perfecto y tiene demasiada complejidad, pero funciona bastante bien y tiene la ventaja de ser pionero en su nicho.

«Visualicé absolutamente la adopción masiva cuando lo conocí», recuerda el experto, quien se unió al proyecto tras visitar una conferencia de desarrolladores en México en 2017 y conocer al Vitálik Buterin y a su equipo.

Desde entonces ha abandonado Ethereum y está trabajando en una plataforma alternativa, Spacemesh, que describió como «Ethereum de próxima generación» por tener «mejor eficacia y mayor escalabilidad», así como por ser 99 % más ‘verde’ que Ethereum y el bitcóin al usar el espacio de disco duro y mínima energía para el procesamiento de datos en el sistema.

Metaverso: ¿distópico o abierto?

Proyectos de interacción en el mundo virtual llamaron la atención este año tras el cambio de nombre de Facebook a Meta y el anuncio de la compañía sobre sus planes del metaverso. Rettig, sin embargo, no comparte el entusiasmo de muchos en torno a los esfuerzos de la empresa de Mark Zuckerberg al respecto.

Considera que el concepto general sigue siendo «borroso» para él en este momento, y espera que lo que se concrete no tenga la visión de Facebook, que califica de «distópica en muchos aspectos» por lo que resultaría en un ecosistema cerrado y estrictamente controlado.

«Es lo contrario de mi visión del futuro tanto social como tecnológicamente», acotó.

El experto considera que el metaverso no es capaz de prescindir de criptomonedas —algo que impulsaría aún más su circulación, por permanecer fuera del existente orden político y social—. «Creo que debemos determinar cómo construir un metaverso abierto. Debería ser un lugar para reunirse y participar en el entretenimiento social», indicó Rettig al respecto.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!