Ucrania advierte sobre riesgo nuclear ruso tras reveses militares

Pérdida de buque insignia del Kremlin avivó los ataques en Kiev y el Donbás. 

Ucrania advierte sobre riesgo nuclear ruso tras reveses militares

Pérdida de buque insignia del Kremlin avivó los ataques en Kiev y el Donbás. 

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dijo este viernes que “todo el mundo” debería estar “preocupado” por el riesgo de que su homólogo ruso Vladimir Putin pueda usar armas nucleares tácticas por desesperación ante los reveses militares en Ucrania, como comentó el director de la CIA.

El jefe de la inteligencia exterior de Estados Unidos, William Burns, dijo el jueves que “no se debe tomar a la ligera la amenaza que representa el uso potencial de armas nucleares tácticas” o “de baja potencia” por parte de Rusia en el caso de que esté desesperado.

Si bien aún no hay señales directas por parte de Rusia, sí amenazó con un despliegue nuclear en el Báltico en caso de que Filipinas o Suecia decidan ingresar a la Otán.

Además, realizó una advertencia directa: “El número y la magnitud de los ataques con misiles en lugares de Kiev aumentarán en respuesta a todos los ataques de tipo terrorista y a los sabotajes perpetrados en territorio ruso por el régimen nacionalista de Ucrania”, dijo su Ministerio de Defensa.

El Kremlin también asegura que Ucrania bombardeó pueblos rusos en la frontera, unas acusaciones rechazadas por Kiev. Según los ucranianos, son los servicios secretos rusos los que ponen en práctica “ataques” en esa región.

Del lado ucraniano, las autoridades confirmaron este viernes que ha identificado a 900 civiles muertos durante la ocupación rusa en la región de Kiev, de ellos 350 en la localidad de Bucha.

Asimismo, la Fiscalía informó que siete civiles murieron y 27 resultaron heridos en disparos rusos contra carros de evacuación en la región de Járkov, en el noreste, cerca de la frontera.

Ciudadanos ucranianos al lado de vehículo de militares rusos en Bucha.

Foto:

EFE/EPA/ROMAN PILIPEY

En Bucha, una localidad cerca de Kiev que se convirtió en el símbolo de las atrocidades atribuidas a las fuerzas rusas, 95 % de las personas muertas fueron abatidas, declaró el jefe de la policía de la región de Kiev, Andrii Nebitov.

“Durante la ocupación (rusa) se disparaba a la gente por las calles (…) Es imposible esconder este tipo de crímenes. No solo hay testigos, sino que también fue grabado”, dijo el alcalde de Bucha.

En la región del Donbás, Donetsk fue escenario de combates “en la línea del frente”, en los que murieron tres personas y otras siete resultaron heridas, según informó ayer la presidencia ucraniana.

Rusia, cuya gran ofensiva anunciada en el Donbás todavía no ha empezado, tiene problemas para hacerse con el control total de Mariúpol, un puerto estratégico del mar de Azov. Esta ciudad, asediada desde hace más de 40 días por el ejército ruso, podría acarrear el peor balance de pérdidas humanas de esta guerra. Las autoridades ucranianas temen que haya unos 20.000 muertos.

La conquista de Mariúpol sería una victoria importante para las fuerzas rusas, ya que les permitiría consolidar su posición en el mar de Azov, uniendo el Donbás y la península de Crimea, que Moscú se anexó en 2014. Ahora los combates se limitan a la extensa zona industrial en el litoral.

Civiles cruzan un puente destruido mientras huyen del asedio en la ciudad de Irpin, a unos 20 km de la capital, en Ucrania. 

Foto:

ROMAN PILIPEY/ EFE

Más de 5 millones de personas han huido de Ucrania

La ONU informó ayer que más de cinco millones de personas huyeron de Ucrania desde el inicio de la invasión rusa, siendo el éxodo de civiles más importante desde la Segunda Guerra Mundial. Además, la guerra ha provocado más de 7 millones de desplazados internos en el país, según la OIM.

Del total de personas que huyeron de Ucrania, 2,7 millones se refugiaron en Polonia y 725.000 en Rumania. El 90 % de los refugiados son mujeres y niños, ya que los hombres de entre 18 y 60 no pueden salir del país porque podrían estar llamados a combatir contra los rusos. En total, dos tercios de los niños ucranianos se han visto forzados a dejar sus hogares.

Y mientras tanto, las tensiones entre Rusia y los países occidentales no dan señales de respiro. Moscú anunció la expulsión de 18 diplomáticos de la representación de la Unión Europea (UE) en su país, en respuesta a una medida similar adoptada por Bruselas.

En un comunicado, la UE aseguró que los diplomáticos europeos en cuestión “ejercen sus funciones con pleno respeto de la Convención de Viena”. De otro lado, el gobierno alemán anunció querer desbloquear más de mil millones de euros en ayuda militar a Ucrania, cuyo gobierno se queja de no recibir armas de Berlín.

Foto de archivo del crucero de misiles ruso Moskva.

Foto:

AFP

Moscú responde a naufragio de barco insignia con ataque a Kiev

El dominio ruso del mar Negro parecía hasta ahora incontestable, pero la pérdida del crucero Moskva, que se hundió el jueves, va más allá del revés operacional en la guerra de Ucrania, ya que tenía un enorme valor simbólico.

El buque insignia de la marina rusa en el mar Negro, operativo desde principios de los 80, se hundió en pocas horas, llevando consigo al fondo una parte del orgullo de las fuerzas armadas del presidente Vladimir Putin, muy castigadas desde el inicio de la invasión de Ucrania, el 24 de febrero.

Según Moscú, el crucero sufrió un incendio a bordo que hizo explotar la munición. Kiev, por su parte, reivindicó un ataque con misiles, versión respaldada por el Pentágono.
Lo cierto es que, como respuesta, Moscú prometió ayer intensificar sus bombardeos contra Kiev, y el primero de ellos fue contra una fábrica de misiles Neptune, con los que los ucranianos dicen haber hundido el Moskva.

Según expertos, la pérdida a nivel operacional es enorme pero manejable para Rusia. “Con su armamento protegía íntegramente un diámetro de 150 kilómetros a la redonda”, explica Nick Brown, experto del Instituto privado británico de Información Janes.

“Con Turquía bloqueando a los navíos rusos, los estrechos del Bósforo y de los Dardanelos, será difícil que Rusia pueda sustituir su capacidad de defensa aérea”, señala. Pero “el resto de la flota del mar Negro sigue siendo una fuerza importante”, resume Brown.

Este viernes, Moscú advirtió a Finlandia y Suecia que su posible adhesión a la Otán tendría “consecuencias” para estos países y para la seguridad europea. Helsinki se plantea confirmar su intención de ingreso en las próximas semanas.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de AFP y EFE

Más noticias

-La peligrosa amenaza de Rusia a Suecia y Finlandia si entran en la Otán

-Cómo se definen los crímenes de guerra, de lesa humanidad y el de genocidio

-Estados Unidos denuncia ‘retroceso’ de los DD. HH. en todo el mundo