Un partido amateur entre el Hashtag United y el Concord Rangers de Inglaterra fue suspendido este fin de semana tras un tremendo susto que pudo acabar en tragedia. Corría casi la hora de partido cuando unos fuegos artificiales impactaron a escasos milímetros de uno de los jugadores.

El joven Matas Skrna notó cómo los proyectiles explotaban junto a sus piernas y se temió lo peor, aunque él mismo contó después que simplemente se le quemaron los calcetines.

Visiblemente afectado relató cómo un compañero le pidió que se calmara porque «el corazón se salía» de su pecho y que ahora siente pavor cada vez que escucha unos fuegos artificiales.

Su equipo, el Hashtag United, que en el momento de la explosión iba ganando por 2-0, denunció en redes sociales que no fueron los únicos fuegos que impactaron en el campo y que la policía fue notificada

Los dueños del equipo fueron más allá y dejaron caer sus sospechas de que «quizá esto no haya sido un accidente».