Serbia muestra sus nuevos misiles chinos, en una demostración de poderío militar

Serbia muestra sus nuevos misiles chinos, en una demostración de poderío militar

Serbia ha mostrado este sábado sus nuevos misiles tierra-aire fabricados en China y otros equipos militares comprados tanto a Rusia como a Occidente, en un momento en que el país busca un delicado equilibrio en su posición sobre la guerra de Ucrania.

El gobierno ha invitado a miembros del público y a los medios de comunicación a la exhibición en el aeródromo militar de Batajnica, cerca de Belgrado, donde se han alineado misiles chinos y franceses junto a helicópteros Airbus, drones armados por China y aviones rusos MIG-29.

Serbia se esfuerza por equilibrar su asociación con la OTAN y las aspiraciones de unirse a la Unión Europea con su alianza religiosa, étnica y política centenaria con Rusia.

El sistema de defensa tierra-aire chino FK-3, similar al S-300 de Rusia o al sistema Patriot de EEUU, fue comprado por Belgrado en 2019 y entregado a principios de este mes.

Serbia es actualmente el único país europeo que opera el sistema de misiles chino y los drones de combate CH-92A.

El presidente Aleksandar Vucic ha recorrido la exhibición flanqueado por comandantes militares y ha visto un espectáculo de acrobacias aéreas con aviones MIG-29 reacondicionados donados por Rusia en 2017.

«Estoy orgulloso del ejército serbio, estoy orgulloso de un gran progreso», ha dicho Vucic en conferencia de prensa. «Vamos a fortalecer significativamente nuestra fuerza aérea de combate… Serbia es un país neutral y debe encontrar soluciones que le permitan preservar su cielo y su estado».

La entrega del sistema de misiles FK-3 hizo que varios países occidentales, incluida Alemania, advirtieran a Belgrado que esperaba que el país balcánico alineara su política exterior con la UE si quería convertirse en miembro.

Belgrado ha votado en contra de Rusia tres veces en las Naciones Unidas, pero no llegó a imponer sanciones en su contra.

El ejército de Serbia se basa libremente en la tecnología ex soviética y Rusia es uno de sus principales proveedores. Belgrado también depende del suministro de gas natural y petróleo de Rusia.

Vucic asegura que Serbia espera comprar 12 aviones de combate multipropósito Rafale de Francia para fines de año o principios del próximo, un movimiento visto por los analistas políticos como una señal de que Belgrado se está distanciando de Rusia.

Serbia también está negociando para comprar 12 aviones de combate Typhoon de Reino Unido.