Señalados tras el Clásico: aumentan las dudas con la delantera del Real Madrid

Señalados tras el Clásico: aumentan las dudas con la delantera del Real Madrid

Un solo partido amistoso, el que enfrentó a Real Madrid y Barça en la madrugada de este pasado domingo en Las Vegas con victoria azulgrana por 0-1, y ya se ha recrudecido el debate en el madridismo sobre un asunto que se veía venir: ¿necesita el club blanco fichar un atacante más?

Ni un solo disparo entre los tres palos hizo el conjunto de Carlo Ancelotti, que solo logró generar dos ocasiones realmente claras: un disparo de Fede Valverde que se estrelló en la madera y otro de Asensio desviado. Mientras, en el Barcelona, jugadores como Lewandowski, Raphinha o Dembélé buscaron el disparo con frecuencia, demostrando una gran ambición por buscar el gol.

El debate va más allá del recambio de Karim Benzema, ausente en Las Vegas. El galo no tiene un sustituto de garantías, pero más allá de su suplente, la sensación que deja el equipo es que solo tiene tres atacantes de garantías: el francés, que a sus 34 años está en su mejor momento y hasta es el favorito para ganar el Balón de Oro, un Vinícius que es ya una estrella y Rodrygo, que en el final de la temporada pasada dejó destellos de todo lo que puede ofrecer.

El Clásico dejó señalados al resto de delanteros. Eden Hazard se estrenó como ‘falso nueve’ y volvió a ofrecer una actuación decepcionante, la tónica habitual desde que viste de blanco. Ancelotti ya había adelantado que le iba a probar en esa posición en esta temporada y el belga estuvo desaparecido a ratos e intrascendente en otros. Se le ve físicamente mejor, y su lesión de tobillo parece olvidada, pero sigue sin sacar a aquel jugador del Chelsea que fue uno de los mejores del mundo. Confiar en su resurrección parece una apuesta demasiado arriesgada ahora mismo.

Otro jugador que despierta suspicacias entre la afición blanca es Marco Asensio, que además vive envuelto en rumores sobre la incertidumbre sobre su futuro. Mientras, en el campo alterna momentos brillantes con dudas sobre lo que puede aportar. Ante el Barça, falló una clarísima ocasión, aunque bien es cierto que la exigencia con el balear siempre es muy alta. Tanto como la calidad de su zurda.

El otro atacante que jugó fue Mariano, que siempre sale al campo con ganas, pero pocas veces lo hace con acierto. El hispanodominicano tuvo en su cabeza un remate franco que remató de manera exageradamente defectuosa y fue más noticia por su aspecto físico –su peinado llamó mucho la atención– que por su nula participación en el juego. Eso sí, para él abandonar el Real Madrid no es una opción. Los más de nueve millones de euros brutos que se embolsa son una buena razón para quedarse.

Pese a ese complicado panorama, el Real Madrid niega estar planteándose fichar en este mercado invernal si no hay antes una salida importante, que sería la de Asensio. Borja Mayoral podría salir rumbo al Getafe a cambio de 10 millones de euros, pero en el club no son partidarios de emplearlos ahora mismo en reforzar la delantera y Ancelotti ha reiterado en repetidas ocasiones que la plantilla está cerrada. Nombres como Edin Dzeko, Christopher Nkunku, Timo Werner y hasta Cristiano Ronaldo –al que, con tal de salir del Manchester United, parece que le da igual vestir de blanco o de rojiblanco– han sonado para fichar por el RealMadrid, pero ninguno parece cercano por el momento. El mercado invernal, si las cosas no van bien, parece la opción más realista.