Rusia evalúa gravar con impuestos a los mineros de divisas digitales

Rusia evalúa gravar con impuestos a los mineros de divisas digitales

Por su parte, el Banco Central ruso se opone fuertemente a la iniciativa de legalizar la circulación de las criptomonedas en el país, al considerar que eso podría impulsar la aparición de «sustitutos del dinero».

La minería de criptomonedas debería ser reconocida en Rusia como una actividad empresarial legal, cosa que permitiría imponer y reglamentar impuestos a los mineros, opinaron este lunes varios funcionarios rusos, citados por el diario Izvestia.

Si bien esa actividad no está prohibida en el país, los principios de su base fiscal siguen siendo poco claros, ya que la ley de activos financieros digitales hace referencia a la «emisión de divisas digitales» pero no menciona su minería, que tampoco figura en la clasificación de los tipos de actividades económicas en Rusia. 

Según señalaron desde el Ministerio de Desarrollo Económico ruso, dado que la minería de divisas digitales podría encajar en la definición de las actividades empresariales, debería ser tratada como tal y regulada de la manera correspondiente. Esto, a su vez, permitiría aumentar los ingresos del presupuesto estatal, estiman en dicho ente. 

De acuerdo con Alexéi Mináyev, director adjunto del Departamento de Desarrollo de la Economía Digital en ese organismo, la minería de criptomonedas merece «respeto y regulación». «Es precisamente un ámbito en el que el Estado puede recibir beneficios en forma de impuestos y las personas pueden legalizar sus ingresos. Los grandes negocios están cada vez más interesados en ello», afirmó.

Se detalla que la posible legalización es actualmente un tema que examina el Ministerio de Desarrollo Económico junto con la comunidad empresarial, cuyos representantes esperan presentar proyectos concretos en el futuro inmediato. Según las fuentes del medio ruso, el Ministerio de Energía y la Duma Estatal del país también apoyaron a la iniciativa.

No obstante, la idea fue recibida con fuerte rechazo por parte del Banco Central, que dejó clara su negativa a legalizar la circulación de criptomonedas en Rusia, alegando que eso podría impulsar la aparición de «sustitutos del dinero».