Rubén Díaz, antes de su combate por el título europeo: «Colgaré los guantes gane o pierda»

Rubén Díaz, antes de su combate por el título europeo: «Colgaré los guantes gane o pierda»

Rubén Díaz (26-2-2) se enfrentará al italiano Matteo Signani con el título de campeón de Europa del peso medio de la EBU el viernes 5 de noviembre (22:45 horas, por DAZN). Un combate que dará paso a la retirada del púgil navarro, que quiere cerrar una etapa de su vida y una carrera profesional en el mundo del boxeo por todo lo alto.

“Te voy a ser sincero. Es seguro al 99.9% que me retiro”, confiesa Díaz a 20Minutos horas antes de su combate. “Tendría que llegar un aliciente deportivo, pero ahora mismo no lo veo. Tendría que ser algo que deportivamente me llenara, pero ahora lo único que tengo en mente es este campeonato. Ganar y cerrar una etapa y una carrera deportiva”.

En el caso de lograr la victoria, Díaz haría historia y se convertiría en el segundo púgil español que consigue el cinturón continental del peso medio, por detrás de Ignacio Ara en 1932. Aunque a ojos del navarro, esto es lo de menos. “Realmente no pienso en eso. Pienso en ganar por mí. Que haces historia, perfecto, pero no lo hago por eso. Es algo personal, algo mío”, admite. “El éxito deportivo, laboral o lo que sea es irrelevante. Busco el éxito personal. No busco que se diga mi nombre ni nada de eso. El éxito deportivo, si no va acompañado de éxito personal está vacío”.

Para ello, Rubén Díaz tendrá que imponerse a su rival en territorio hostil, en casa de su oponente. El Palazzo dello Sport de Roma será el escenario de la despedida de un púgil que no tiene ningún miedo a salir de su zona de confort para pelear. “Nunca he tenido problemas en ir a casa del rival. Siempre digo lo mismo: yo voy a casa del rival siempre que el premio merezca el sacrificio”, explica.

Un sacrificio para el que Rubén Díaz irá bien acompañado, como ha hecho siempre a lo largo de su carrera. “Siempre me he rodeado de gente que respeta mis objetivos. Aunque no los comparta, pero los respeta. Me junto con gente que suma. Gente que resta o que no aporta, no me interesa. Tengo mis objetivos. Si van de la mano con los tuyos, caminamos. Si no, pues no caminamos, pero no te entorpezco”, comenta el boxeador.

Un caminar que no se parará en absoluto en el momento que se retire, pues Rubén Díaz tiene claro su futuro después del boxeo. “Después de colgar los guantes, el mundo seguirá igual. Seguiré con mi trabajo y con mi gente. Y en lo referente al boxeo, seguiré entrenando porque me gusta, pero no estaré vinculado a la competición, ni como entrenador ni nada. Estaré al margen. Será una etapa cerrada”.