Reportan que el jefe de Evergrande vende casas y jets privados por valor de más de 1.100 millones de dólares para mantener la empresa

Reportan que el jefe de Evergrande vende casas y jets privados por valor de más de 1.100 millones de dólares para mantener la empresa

Con una deuda por encima de los 300.000 millones de dólares, el gigante inmobiliario chino es la compañía más endeudada del mundo.

Hui Ka Yan, presidente de la junta directiva de Evergrande Group, uno de los mayores promotores inmobiliarios de China, ha vendido parte de sus activos personales, entre ellos varias casas en Hong Kong, Guangzhou y Shenzhen, así como algunos aviones privados, por valor de más de 7.000 millones de yuanes (1.100 millones de dólares) para aportar recursos a la empresa.

«En este momento, es Hui Ka Yan quien está recaudando dinero personalmente para continuar con la vida de Evergrande», reveló este martes a China Business News una fuente familiarizada con el asunto.

Según el medio, el dinero ganado de la venta, que el empresario lleva invirtiendo en la compañía desde principios del pasado julio, se utilizó para «mantener las operaciones básicas de su enorme imperio empresarial»: pagar los salarios de los empleados, los pagos de intereses de algunos bonos y el efectivo que se debe a los inversores en su producto de riqueza. Además, se destinó a terminar proyectos inmobiliarios en todo el gigante asiático.

Las acciones de la empresa subieron la mañana de este miércoles hasta un 4,3 % en Hong Kong, aunque por la tarde habían recortado las ganancias. En lo que va de año, el precio de las acciones ha caído un 80 %, informa CNN Business. 

El desplome del precio de las acciones del gigante inmobiliario ha afectado a la fortuna de Hui Ka Yan, que llegó a alcanzar los 36.200 millones de dólares en su momento más elevado, en 2019. De acuerdo con los datos de Bloomberg,  el empresario posee ahora un patrimonio neto estimado en 7.900 millones de dólares, mucho menos que los cientos de miles de millones de dólares que su empresa tiene en deuda.

Con una deuda por encima de los 300.000 millones de dólares, Evergrande es la compañía más endeudada del mundo. La crisis de liquidez que está sufriendo la empresa ha contagiado al sector inmobiliario chino, causando recientemente el incumplimiento de pagos de deuda por parte de otros actores del ámbito de los bienes raíces.