Recuperan los 22 cadáveres del avión accidentado en Nepal

Alpinismo Los millonarios vuelven a colapsar el Everest: en helicóptero desde el campo base, con el oxígeno que falta en los hospitales… La mirada del corresponsal El retorno del rey para ‘salvar’ a los nepalíes

Los equipos de rescate han recuperado ya los 22 cadáveres de las personas que iban a bordo del avión de la compañía Tara Air que se estrelló este domingo en el oeste de Nepal, han informado a Efe fuentes oficiales.

Diez cadáveres han sido trasladados a Katmandú por los servicios de emergencia nepalíes y otros diez permanecen en el lugar del accidente.

Además, el portavoz de la Autoridad de Aviación Civil de Nepal, Deo Chandra Lal Karna,.ha añadido que continúa la búsqueda del cadáver de otra víctima del accidente. Los equipos de rescate han localizado esta mañana los primeros cuerpos tras más de veinte horas tratando de hallar los restos del avión debido al mal tiempo y a la caída de la noche, lo que había obligado a detener las operaciones, ha explicado a Efe el portavoz de Yeti Airlines, la empresa matriz de Tara Air, Sudarshan Badtaula.

El lugar del accidente ha sido identificado en el distrito de Mustang (noroeste) a más de 4.000 metros de altura, y Batdaula ha precisado que el avión se ha estrellado contra la falda de una montaña, esparciendo los cuerpos de los pasajeros en un radio de unos cien metros. El portavoz del Ejército nepalí, Narayan Silwal, ha compartido en Twitter una imagen del lugar del siniestro en la que se ven partes del fuselaje en una zona montañosa.

El avión Twin Otter 9N-AET perteneciente a la aerolínea nepalí Tara Air volaba de la ciudad central de Pokhara al aeropuerto de Jomsom, en el distrito de Mustang. Había despegado de Pokhara hacia las 09.55 hora local (04.10 GMT) y las autoridades perdieron contacto apenas diez minutos después, según la Autoridad de Aviación Civil de Nepal. En él viajaban trece nepalíes, cuatro indios, dos alemanes y tres miembros de la tripulación.

Situado en pleno Himalaya, Jomsom es un destino popular entre los turistas extranjeros que visitan el Annapurna (8.091 metros) o la región de Mustang, así como entre peregrinos hindúes. El vuelo entre Pokhara, una ciudad situada a unos 200 kilómetros al noroeste de Katmandú, y Jomsom dura apenas veinte minutos, pero es conocido por su dificultad técnica.

La ruta cuenta con una abultada historia de accidentes, una de ellas en agosto de 1998 cuando un avión de la compañía Lumbini Airways se estrelló al despegar de Jomsom, matando a los 18 pasajeros. Otras 18 personas murieron en un accidente similar en 2002 a bordo de un Twin Otter de la aerolínea Shangri-La Air, mientras que uno de los peores sucesos tuvo lugar en febrero de 2016 cuando los 23 pasajeros de un vuelo de Tara Air murieron en la ruta entre Jomsom y Pokhara.

Nepal, con frecuentes accidentes aéreos, ha sido objeto de reiteradas sanciones internacionales por la falta de controles. La Unión Europea tiene vetado el acceso a su territorio a las aerolíneas nepalíes desde 2013. El accidente aéreo más grave de los últimos años en Nepal ocurrió en marzo de 2018, cuando un avión de la aerolínea bangladesí US-Bangla, procedente de Dacca, se estrelló durante la maniobra de aterrizaje en el aeropuerto internacional de Katmandú con 67 pasajeros y cuatro tripulantes a bordo, dejando medio centenar de fallecidos.