«¡Qué se j**a!: Trump ataca a su antiguo aliado Benjamín Netanyahu por desleal

«¡Qué se j**a!: Trump ataca a su antiguo aliado Benjamín Netanyahu por desleal

El presidente estadounidense dijo no haber hablado con el ex primer ministro israelí desde que fuera derrotado en la contienda por la Presidencia.

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, arremetió contra el ex primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en una serie de entrevistas en las que utilizó un improperio y acusó a su antiguo aliado de haberle traicionado.

En declaraciones publicadas en Axios el jueves, el 45.º presidente de EE.UU. señaló que Netanyahu se adelantó a otros líderes mundiales para felicitar la victoria de Biden en las presidenciales de 2020 cuando aún se disputaban los resultados.

«Me gustaba Bibi. Me sigue gustando Bibi. Pero también me gusta la lealtad. La primera persona que felicitó a Biden fue Bibi. Y no sólo le felicitó, sino que lo hizo en una grabación», dijo Trump.

«Lo hizo muy temprano, más temprano que la mayoría. No he hablado con él desde entonces. ¡Qué se j**a!», exclamó el exmandatario en una de las entrevistas que concedió al periodista Barak Ravid para su libro.

Trump se quejó de que Netanyahu no sólo felicitó a Biden «antes de que se secara la tinta», sino que también afirmó en una grabación que tenía una «gran amistad» con Biden, una afirmación que Trump cuestiona.

«No tenían una amistad, porque si la tuvieran, [la Administración Obama] no habría hecho el acuerdo [nuclear] con Irán», dijo, comparando el discurso de felicitación de Netanyahu con el de una persona que «pide amor».

«Esto le hizo mucho daño ante el pueblo de Israel. Como sabe usted, soy muy popular en Israel. Creo que esto le hizo mucho daño«, explicó.

Netanyahu fue apartado de su cargo de primer ministro apenas unos meses después de la derrota de Trump ante Biden, y fue sustituido por Naftali Bennett. Netanyahu es ahora el líder de la oposición en Israel.

Como presidente, Trump tomó muchas decisiones que supusieron victorias políticas para Israel y Netanyahu, entre las que se encuentran el traslado de la Embajada estadounidense a la disputada Jerusalén, la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán y el reconocimiento formal del territorio sirio de los Altos del Golán como parte de Israel.