Por qué causó tanta polémica la boda en Guatemala de un alto funcionario mexicano y una consejera electoral

Por qué causó tanta polémica la boda en Guatemala de un alto funcionario mexicano y una consejera electoral

Unos 300 invitados asistieron a la unión del titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, y la integrante del consejo del Instituto Nacional Electoral Carla Humphrey.

La boda celebrada este fin de semana en Guatemala entre uno de los funcionarios más importantes del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador y una consejera del Instituto Nacional Electoral (INE) fue motivo de polémica en México. 

Miembros de la clase política y empresarial mexicana viajaron al país centroamericano para asistir al casamiento entre el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, y la consejera electoral del INE Carla Humphrey.

Incidente en el aeropuerto

Aunque la pareja intentó mantener su boda fuera del foco mediático, el rumor de que la secretaria de Turismo de Ciudad de México, Paola Félix, fue detenida a su llegada a Ciudad de Guatemala por viajar con una gran suma de dinero en efectivo —ella lo desmintió—, provocó que este lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunciase sobre el evento. 

El periodista Darío Celis aseguró en su cuenta de Twitter que Félix fue detenida el viernes 5 de noviembre en el aeropuerto internacional La Aurora de la capital guatemalteca por ingresar con 25.000 dólares en efectivo.

De acuerdo con Celis, la funcionaria arribó a Guatemala en un «vuelo privado» en compañía del productor teatral Alejandro Gou, quien había recibido un contrato por más de 15 millones de pesos (unos 738.720 dólares) para el desfile del Día de Muertos celebrado en la capital mexicana.

Dimisión

«Me encuentro en Guatemala en un evento social al que fui invitada. Viajé en un vuelo privado, es falso que haya sido detenida y es falso que el vuelo lo pagó un proveedor», afirmó Félix en su cuenta de Twitter, agregando que pese a no haber cometido «ninguna actividad ilícita«, decidió presentar la renuncia a su cargo ante la jefa de gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. 

Por la tarde, el gobierno de Sheinbaum informó que había aceptado la dimisión de Félix.

«Los principios de la austeridad republicana son fundamentales para el gobierno capitalino, por lo que refrenda su compromiso con la honradez y transparencia», expresó la administración en un breve comunicado de prensa. 

Este lunes, Paola Félix reclamó al periodista por la información publicada, asegurando que ella nunca quiso «introducir dinero ilegal» a Guatemala, que el dinero no era suyo y que nunca estuvo detenida. La exsecretaria de Turismo acompañó su mensaje en Twitter con una columna publicada en El Universal en la que se aclara que el presidente ejecutivo de ese diario, Juan Francisco Ealy Ortiz, su familia, «una asistente» y un «grupo de amistades» viajaron el viernes a Guatemala «en un avión privado rentado, para asistir a un evento social». 

De acuerdo con la columna, titulada ‘El incidente en el Aeropuerto de Guatemala’, la asistente de Ealy Ortiz era quien llevaba el dinero en efectivo, «de origen legal y fiscalmente justificado», que sería utilizado durante una segunda escala en EE.UU. por  el director general del diario para cubrir gastos médicos.

Según el artículo, un descuido en el formulario llenado en Guatemala fue lo que hizo que los recursos fueron confiscados provisionalmente por las autoridades. Una vez que se solucionó el inconveniente, se filtró a medios el incidente y «el tema fue premeditadamente exhibido como un aspecto cuestionable del referido festejo social», reza el texto.

Reacción de López Obrador

La polémica fue abordada este lunes por López Obrador. «Es un asunto escandaloso«, dijo el mandatario durante su habitual conferencia matutina.

Medios locales reportaron que unos 300 invitados asistieron a la boda celebrada en el lujoso Hotel Santo Domingo de Antigua, incluyendo la ministra de la Suprema Corte de Justicia, Yasmín Esquivel; la gobernadora de Campeche, Layda Sansores; el presidente de la Cámara de Diputados, el morenista Sergio Gutiérrez; y la senadora panista Josefina Vázquez Mota. 

«Antes no se conocía nada, había mucha ostentación, mucho derroche, pero todo se silenciaba. Ahora no, por eso hay que recomendarles a los servidores públicos que actúen con moderación, con austeridad«, dijo López Obrador. 

El mandatario ahondó en el dinero en efectivo que llevaba el presidente ejecutivo de El Universal y en lo que esa cantidad representa en relación al salario mínimo de un trabajador en México, que actualmente es de 141,70 pesos por día (unos 7 dólares).

«Incluso hasta lo que gana el presidente de México, porque 700.000 pesos [unos 34.400 dólares] son como seis meses de mi sueldo y eso que gano bien, sí, pero son como seis meses», declaró. 

«Que respondan los servidores públicos involucrados, y si hay delito que perseguir, que se actúe, que no haya impunidad para nadie», concluyó el presidente mexicano sobre la polémica que rodeó la boda.