Pitbull terrier atacó a niño de dos años en Reino Unido

El caso sucedió en el 2021 en la ciudad de Birmingham.

Pitbull terrier atacó a niño de dos años en Reino Unido

El caso sucedió en el 2021 en la ciudad de Birmingham.

El 27 de diciembre del 2021 Roy, un niño de dos años de edad, fue atacado por la mascota de la familia; un perro de raza pitbull terrier. El menor de edad necesitó de intervención quirúrgica para recuperarse después del incidente.

Jodie Griffiths, madre del niño, cuenta que estaba en el trabajo cuando su pareja, Daniel Griffiths, la llamó para informarle de la noticia; Blizzard, el perro que llevaba ocho años en la familia, se había abalanzado sobre el rostro del niño cuando este jugaba con su hermano mayor.

(Siga leyendo: Ejército ruso lanza la ‘segunda fase’ de su ofensiva militar en el Donbás )

Lo que habría pasado, según Griffiths, es que los dos niños estaban jugando con unos helicópteros  mientras el perro dormía, al parecer el ruído despertó al animal y al ver los juguetes atacó al niño, que terminó con la mandíbula rota, tres dientes arrancados de raíz y perdió la mitad de su nariz.
El menor fue trasladado al Hospital New Croft de Wolverhampton para recibir los primeros cuidados de emergencia, pero después fue llevado al Hospital Infantil de Birmingham en donde estuvo internado por dos días después de una cirugía en la que le cosieron la nariz y tuvieron que hacer una reconstrucción parcial del rostro debido a la gravedad de las heridas.

Jodie y Daniel afirman que Blizzard, a quien tenían desde cachorro, nunca había presentado señales de agresividad en los casi ocho años que llevaba con ellos y que por el contrario era el “mejor amigo” de su hijo. Por eso Jodie pidió a todos los padres de familia que estuvieran muy pendientes de sus niños en presencia de las mascotas, en especial de aquellas que fueran grandes y fuertes.

A pesar de que los Pitbull son catalogados como una raza peligrosa, muchos expertos insisten en que no lo son. Un estudio realizado por Hannes Lohi, de la Universidad de Helsinki, reveló que no solo la raza influye en la agresividad del animal, sino que aspectos como los dueños, el ambiente de desarrollo del perro y su  adecuado entrenamiento y socialización tienen mucho que ver.