Piqué, en ‘El hormiguero’: «El estado anímico de la gente de Madrid es mejor que el de Barcelona»

Piqué, en ‘El hormiguero’: «El estado anímico de la gente de Madrid es mejor que el de Barcelona»

Gerard Piqué fue a divertirse a El hormiguero y cumplió con las expectativas. El jugador del FC Barcelona acudió al programa de Pablo Motos a hablar del Barça, de la Copa Davis de tenis y diferentes asuntos relacionados con la actualidad.

Piqué canceló una visita previa a El hormiguero, prevista para la misma semana en la que Xavi Hernández se incorporó al FC Barcelona como entrenador e impuso una serie de normas de vestuario, entre las que está limitar los viajes en las semanas de partido y los actos promocionales ajenos al club. Sin embargo, una vez que las aguas se calmaron en el Barça con la sucesión de buenos resultados, el jugador ha cumplido con su compromiso con Pablo Motos.

La entrada de Piqué en el popular programa televisivo fue por la puerta grande. «Ya sabes cómo funciona esto. Había entrenador nuevo y decidimos aplazar esta entrevista y Xavi ni lo sabía. Fue una decisión propia que tomé yo», aclaró nada más entrar en el plató. Justo después Motos le dio el primer palo preguntándole si ‘las normas de Xavi’ eran por él. «Parece que es anormal que se pongan normas. Una cosa es lo que diga la prensa y otra la verdad. Lo de no hacer surf ni ir en bicicleta eléctrica nunca lo ha dicho él».

Ya metido en harina con la Copa Davis, Piqué dijo que «tenemos un problema porque la gente no está en las pistas, sino comiendo. En Madrid la gente va al tenis a comer y ver el partido en la tele«, bromeó. El jugador del Barça destacó el hecho de celebrar el campeonato en tres países al mismo tiempo por primera vez, aunque se mostró disgustado con la eliminación de España. «Nos ha dolido a todos».

Cuando fue preguntado si era buen jugador de tenis, Piqué bromeó. «No se me da mal, pero no tengo tiempo. Además ahora con las normas…». Más en serio, el jugador del Barça destacó a Carlos Alcaraz como uno de los jugadores de futuro no sólo del tenis español sino mundial.

El central quiso además dejar claro que cuenta con un gran equipo a su alrededor, que hace que todo salga bien. «Es que parece que lo hago yo todo, pero en realidad tengo un grupo de gente detrás porque yo no llego a todo», confesó. Aunque sí que quiso ponerse méritos con el famoso mundial de globos que organizó junto a Ibai Llanos. «Fue una fumada. Al final ganó Perú y el presidente del país felicitó al campeón», contó.

Al aparecer el nombre de Ibai en la conversación, Piqué se detuvo en el equipo de eSports que tiene con el streamer. «No tengo ni idea de lo que estás hablando», dijo Motos. «Yo tampoco», le respondió Piqué. «Soy propietario y ya está. Es como Florentino, que tiene un equipo de algo y no sabe cómo va«, vaciló.

Sobre aquellas palabras con las que ofendió a alguno al decir que tenía envidia de Madrid, Piqué quiso aclarar. «Es lo que es. Me gusta ir con la verdad por delante y cuando vengo a Madrid siento que el estado anímico de la gente es mejor que el de Barcelona«, comentó. «Hay mucho culé en Madrid. O a lo mejor es que es culé para saludarte y luego deja de ser culé».

El central quiso dejar zanjado el tema de las manos en el fútbol, a sabiendas de que le iban a preguntar su acción contra el Villarreal. «El tema de las manos, como cada año cambian el criterio, es muy difícil saber si es penalti o no», explicó.

Volviendo al tema de los emprendedores, Piqué comentó que «parece que a la gente le molesta que a la gente le vaya bien», y puso como ejemplo a Amancio Ortega. «No le conozco de nada, pero parece que cuando hablas de una persona que trae buenas cosas es porque estás dando un mensaje de derechas», explicó. «Es un ejemplo para gente que está aprendiendo y aquí sólo buscamos la parte mala y esto va a asociado a lo que somos los españoles«.

Piqué se puso un tanto emotivo al hablar de la marcha de Leo Messi. «Fue un día muy duro. Hemos compartido muchos años de vestuario y Leo es casi como un hermano. Fue muy duro, tanto en lo deportivo como en lo personal«, confesó. «Ayer volvió a ganar el Balón de Oro, el séptimo, y es el definitivo para demostrar que es el mejor de la historia. Espero que nuestros caminos se vuelvan a juntar«.

Ya centrados en el fútbol, el central ve el futuro un poco oscuro. «Los jóvenes consumen el fútbol de una forma distinta a la mía con su edad. Ahora tienen contenido constante e infinito. El fútbol compite contra todo y hay que crear un producto muy sexy o el fútbol va a tender a ir decreciendo».

Cuando Motos preguntó a Piqué si se ve como presidente del Barça, se lo tomó a broma. «Hay días que sí y días que no», vaciló. «Requiere mucho sacrificio y hay que hacer un aval que son 150 millones. Eso la gente no lo valora. Esto pasa en todos lados, en el Madrid también y Florentino quiere subirlo para que no haya nadie más», relajó. «A partir de ahí no hay remuneración y sí un sacrificio personal en el que has arriesgado tu fortuna para que las cosas vayan bien sólo por amar un club», continuó.

Precisamente sobre ese sentimiento de club, Piqué quiso señalar algo que no le agrada de los aficionados. «Cuando las cosas van mal, la gente tiende a silbar. Si acaba el partido y no te ha gustado, protesta, pero durante el partido, si hay un jugador que está bloqueado, creo que se le ayuda más animándolo que silbando. Esta mentalidad de silbar a los de tu propio equipo no tiene ningún sentido».

¿Y cuándo llegue el final de su carrera? Sobre esto Piqué también tiene una visión muy particular. «Hay gente que tarda mucho en gestionar que hace unos años eras una estrella y la gente te adoraba y ahora eres un ‘don nadie'», comentó. «Yo aún no lo he vivido, pero seguro que estos privilegios se te van, igual que el hecho de que la gente no te reconozca tanto por la calle, que a mí… pero hay gente que quizás lo necesita. Estaría bien preparar a la gente para este cambio tan brutal», puntualizó. «La gente habla de que tienes mucho dinero, pero si no lo sabes gestionar bien hay mucha gente que está sufriendo. Si no sabes gestionar la riqueza se te va muy rápido«.

Ya con las hormigas Trancas y Barrancas presentes, la línea de la entrevista a Piqué alcanzó su vertiente más relajada. Las marionetas del programa pusieron a prueba a Piqué con una serie de preguntas comprometidas. Ante la cuestión de la espantada de jugadores al PSG, el central negó que él tuviese ofertas del club francés. Además admitió que da su opinión a su esposa Shakira sobre las canciones que hace y puntuó a Vinicius con un 9 en lo que va de temporada. Justo hablando del Real Madrid dijo que «es imposible» que se fuese al eterno rival. «Prefiero morir antes que ir al Real Madrid».

Cuando le hicieron elegir el Mundial con España o la Champions con el Barça, Piqué se sinceró. «Ganar el Mundial con España fue increíble, pero la primera Champions también fue lo máximo. Lo pondría a la misma altura», admitió. Y para cerrar la tanda de preguntas, las hormigas le preguntaron si tenía el teléfono de Florentino. «Si no lo ha cambiado, lo tenía, sí. Hace años que no me manda whatsapp, pero hace años, por un tema personal, sí»