Otro batacazo del Barça ante el Rayo le pone la Liga en bandeja al Real Madrid

Otro batacazo del Barça ante el Rayo le pone la Liga en bandeja al Real Madrid

El Barça ha renunciado definitivamente a luchar por la Liga. La derrota ante el Rayo Vallecano (0-1), segunda seguida en el Camp Nou tras la del Cádiz seis días antes, hace que al Real Madrid le valga con un punto para ser campeón, lo que podría suceder el sábado en el Bernabéu ante el Espanyol. Un gol de Álvaro García y la impotencia ofensiva de los azulgranas ha dejado vista para sentencia la lucha por el título.

Xavi le dio descanso a Piqué y Dani Alves, y el conjunto blaugrana comenzó mandando sobre el césped, con Dembélé intentándolo por su banda con insistencia, como es habitual en él. Sin embargo, fueron los rayistas los que golpearon primero gracias a una jugada de sus dos jugadores más talentosos. Isi Palazón se fue de varios pasado el centro del campo, se giró y encontró en el espacio a Álvaro García, cuyo remate –pese a ser con su pierna menos buena, la derecha– se coló pegado al palo más cercano a Ter Stegen.

El tanto pareció dejar algo tocado a un Barça al que se le reproducían los fantasmas del Cádiz, que había ganado en el Camp Nou seis días antes. Y los pitos aparecieron en un Camp Nou descontento. Un remate de Araujo demasiado centrado tras un barullo en el área fue una respuesta insuficiente de los de Xavi.

El paso de los minutos acorraló al Rayo, cada vez con más problemas para salir de su campo. Y las ocasiones fueron cada vez más claras. Un remate de Jordi Alba con la derecha desde la frontal se fue rozando el palo en la más clara de los azulgranas.

La volvió a tener el Barça poco después, de nuevo con la suerte esquiva a sus intereses. Tras un córner, Gavi recogió el balón en el área y su golpeó, colocado, se estrelló en el larguero. Ferran Torres remató después a gol, pero estaba en claro fuera de juego.

Con un extraño cambio al descanso (Lenglet por Dest, pasando Araujo al lateral derecho), el Barça inició de nuevo el partido muy desconectado, sin ideas, sin saber cómo crearle peligro real a un Rayo valiente que no quiso encerrarse toda la segunda mitad.

El nerviosismo llegó con el paso de los minutos, y la entrada de Depay reactivó el ataque azulgrana. Un remate del neerlandés se encontró con un jugador rayista, que evitó el gol. Y otro más con un Dimitrievski inspirado.

A 20 minutos para el final, Xavi tiró de su habitual plan B: el salvador Luuk de Jong y el incisivo Adama al campo. El delantero lo intentó con una chilena, pero antes apareció Isi, que acabó llevándose una fuerte patada en la cabeza.

El esperado asedio de los minutos finales llegó. El Barça reclamó un penalti sobre Gavi por un empujón en el área y Dimitrievski le hizo dos grandes paradas a Depay antes de que llegara el tiempo añadido, que fueron nada menos que 11 minutos. Lo intentaron los de Xavi por derecha y por izquierda, colgando un balón tras otro, pero sin éxito. Y el tanto casi llega para el Rayo en otra gran jugada de Álvaro García, pero Pathé Ciss se encontró con el palo. También la tuvo Dembélé, pero bajo palos salvó un defensa. Final del partido… y virtualmente de la lucha por el título de Liga.