Opositores y activistas de Venezuela, Cuba y Nicaragua apoyan sin ambages la exclusión de las tres dictaduras

Opositores y activistas de Venezuela, Cuba y Nicaragua apoyan sin ambages la exclusión de las tres dictaduras

Cumbre de las Américas Daniel Ortega: «Esa cumbre no interesa a nadie, más bien ensucia» Gira por el Caribe AMLO en Cuba: «Seguiré insistiendo a EEUU para que levante el bloqueo»

Opositores y activistas en Madrid y Miami, dos de las ciudades que les han acogido a venezolanos, cubano y nicaragüenses en el exilio, se han reunido hoy en un evento virtual para dejar clara su negativa a que las tres dictaduras sean invitadas a la Cumbre de las Américas. «Querer esgrimir como un principio de justicia la participación de los regímenes nos parece totalmente incoherente por parte de países que sí son democracias y que sí cumplen con el debido respeto a los principios de la Carta Democrática y a los acuerdos internacionales en materia de derechos humanos», han subrayado a través de comunicado común.

El líder opositor venezolano Leopoldo López y los diputados Sonia Medina y Gilber Caro; el dramaturgo cubano Yunior García Aguilera y la curadora de arte Carolina Barrero; y activistas como Ana Margarita Abaunza han elevado sus voces para apoyar la decisión adelantada por Joe Biden, contra la que han tomado posición un buen número de países en el continente, comandados por México.

«Hemos visto durante las últimas semanas chantajes por parte de países de la Organización de Estados Americanos (OEA). Nosotros esperamos el respaldo claro y definido de todos los países», ha afirmado López. «Nuestras oposiciones están divididas, pero las dictaduras trabajan de forma continua», ha advertido García Aguilera. «Si los tiranos están unidos, que sepan que la resistencia también lo está», se ha sumado Barrera, todos ellos desde el Ateneo de Madrid.

En Miami se han escuchado palabras muy parecidas. «Vamos a trabajar juntas las tres comunidades para luchar contra las dictaduras que tienen reprimidos a nuestros pueblos», ha declarado Ana Margarita Abaunza, presidenta de Iniciativa por el Cambio.

Desinformación

«Las torturas no son un cuento, es algo que estamos viviendo», ha recordado la diputada Medina a los mandatarios continentales. Junto a ella, ya en el exilio, se sentó el parlamentario opositor Gilber Caro, una de los presos políticos «favoritos» del chavismo.

Un mensaje de calado que, de momento, no es escuchado por los socios políticos de Nicolás Maduro, Miguel Díaz-Canel y Daniel Ortega. A la cabeza de la «rebelión» contra Biden se ha situado el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien no concurrirá en junio a Los Ángeles, sede de la cumbre, y enviará a su canciller, Marcelo Ebrard, al igual que el mandatario de Bolivia, Luis Arce.

Ambos son estrechos aliados de las tres revoluciones. La hondureña Xioamara Castro también ha planteado las mismas reservas, como Argentina y Chile, aunque se cree que tanto Alberto Fernández como Gabriel Boric sí participarán en el cónclave.

Otros países, como Brasil, El Salvador y Guatemala, esperan acontecimientos, pese a no formar parte del bloque de la izquierda latinoamericana. Los pequeñas islas del Caribe, reunidos en torno al Caricom, también critican que su gran aliado, Venezuela, no haya sido invitado a Los Ángeles. Maduro acaba de condonar una deuda de 300 millones de dólares con cuatro de ellos, además de prometer que volverá a surtir con oro negro a PetroCaribe.