Mingueza y la ruptura del vestuario con Koeman: «Dejamos de creer en su idea, cada uno hacía las cosas a su forma»

Mingueza y la ruptura del vestuario con Koeman: «Dejamos de creer en su idea, cada uno hacía las cosas a su forma»

El jugador del FC Barcelona Óscar Mingueza ha reconocido que el equipo dejó de «confiar» en la idea de su anterior entrenador Ronald Koeman y ha añadido que el vestuario necesitaba un «cambio», que se ha producido con la llegada de Xavi Hernández al banquillo con su particular estilo de juego que ya está cuajando.

«El equipo dejó de confiar en la idea de Koeman y cada uno intentaba solucionar sus cosas a su forma. No estábamos bien, ni individual ni colectivamente. Cuando las dinámicas no son buenas, cada uno hace lo que puede pero tampoco creíamos en lo que queríamos«, se sinceró en una entrevista a TV3.

Reconoció que el vestuario «necesitaba un cambio». «No existía el ambiente que necesitábamos. La gente no estaba contenta y cuando no estás bien y las cosas no salen, necesitas un cambio de aires. Estoy seguro de que con Xavi nos irá muy bien. La idea con la que ha llegado es muy buena. Ha entrado con muy buen pie en el vestuario. La gente cree en lo que dice y esto es muy importante», destacó.

Mingueza se mostró seguro de que ahora, con Xavi, las cosas cambiarán e irán «a mejor». «Y no creo que tengamos que esperar dos o tres meses para ver estos cambios. A partir de este fin de semana, ya se verán cosas nuevas«, comentó, pensando en el derbi catalán contra el RCD Espanyol.

«Por todo lo que se comenta, parece que Xavi sea un sargento y que no se pueda hacer nada. Simplemente, ha puesto algo de orden y disciplina. Pero son normas que yo ya tenía en el juvenil y en el Barça B«, comentó, restando importancia a las nuevas normas impuestas por el técnico de Terrassa.

«Para mí era extraño que estas normas no estuvieran hasta ahora, pero debemos entender que la pandemia lo ha complicado todo un poco más. Xavi es el primero que hace coñas, le gusta mucho la broma, pero entonces exige mucho trabajo e intensidad», manifestó.

En cuanto al partido contra el Espanyol, señaló que siempre es un partido «especial», sobre todo para los jugadores canteranos. «Hemos jugado muchos en las categorías inferiores. Era el partido de mayor rivalidad de la temporada, porque a menudo nos jugábamos los títulos. Debería ser un punto de inflexión en la temporada. Es un buen partido para cambiar la dinámica en la que estamos», apuntó.

«Estrenamos entrenador y el estadio estará lleno para apoyarnos. A partir de ahora, debemos ser capaces de enlazar buenos resultados y mostrar que no somos un equipo vulnerable, que podemos luchar contra quien sea y que optamos a los títulos», añadió, en este sentido.