Mahou logra la mayor facturación de su historia gracias a la recuperación de la hostelería

Mahou logra la mayor facturación de su historia gracias a la recuperación de la hostelería

La cervecera española Mahou ha conseguido cerrar el año 2021 con la mayor facturación de su historia, alcanzando los 1.472 millones de euros, superior a la de 2019. A pesar de la pandemia, y gracias a que en ese año la hostelería logró recuperarse, la empresa ha logrado estas cifras récord, que suponen un crecimiento del 17,5% con respecto a 2020, el primer año de la pandemia y el más duro.

Su beneficio fue de 103 millones de euros (frente a los dos millones de 2020) y el volumen de ventas fue de 18,7 millones de hectolitros, de los que 14,7 fueron cerveza y cuatro de agua. El alza es del 5,6%, según los resultados presentados este miércoles en Madrid.

«Ha sido un año muy complicado, muy volátil y con muchas incertidumbres», ha explicado el director general de Mahou, Alberto Rodríguez-Toquero, en la rueda de prensa de resultados de la compañía.

El ebitda alcanzó los 281 millones de euros y aunque la facturación es mayor que la de 2019, el beneficio sí es inferior. El director general de Mahou ha explicado que esto se debe en parte a las inversiones y las actividades de apoyo a la hostelería.

Alberto Rodríguez-Toquero ha destacado el impacto que ha tenido la recuperación de la hostelería en estas cifras en un «año no exento de dificultades, pero en el que todo el apoyo a nuestro clientes desde el principio de la pandemia ha retornado en ventas».

«Son resultados de los que nos sentimos satisfechos, y creemos que ayudar a nuestros clientes es ayudar al futuro del negocio», ha dicho. En 2021 se ha recuperado parte del peso de la hostelería pero no han alcanzado aún el porcentaje que representaba este canal antes de la pandemia. En 2020 Mahou destinó 200 millones de euros en apoyo a este sector y en 2021 la inversión ha sido de 185 millones de euros, sobre todo para el acondicionamiento de las terrazas.

En cuanto al alza de los costes, ha explicado que en 2021 ha podido haber un pequeño impacto en los márgenes, y «una mayor tensión en 2022». Según el directivo, «la inflación es incuestionable pero también hay un ahorro embalsado que sigue ahí, que se está llevando parte la inflación, pero hay otra parte que se está consumiendo porque la gente quiere salir».

Los costes «crecen más de lo que crecen las ventas, a doble dígito. Pero mientras podamos aguantar vamos a quedarnos como estamos, pero vamos día a día», ha dicho en referencia a una posible subida de precios.

«Este 2022 hay previsión de que crezcan las ventas, pero hay una dinámica de costes insólita y hay un compromiso para seguir ayudando a la hostelería. Por eso no prevemos que los resultados de este ejercicio igualen los del 2021», señala.

Mahou tiene una cuerdo con Endesa para suministro durante 10 años y tiene algunas coberturas que les protegen en precio en un porcentaje, pero fuera de esta cobertura el precio actual «está varias veces por encima de la parte asegurada». «El impacto es muy alto», pues parte de los suministros tienen una correlación directa con el precio de la energía. Es el caso de la elaboración de vidrio, donde «el precio de la energía es crítico». El incremento del aluminio, materia con la que se hacen las latas, también ha tenido un impacto negativo.

En cuanto al negocio internacional, vendieron 2,9 millones de hectolitros, el volumen más alto de la historia, es un 15% de las ventas. Destacan crecimientos en Reino Unido, sobre todo San Miguel.

La contribución a la economía de Mahou, empresa 100% familiar, es de 1.304 millones de euros. En cuanto al empleo, se han incorporado 194 profesionales a la compañía y la plantilla ya suma 3.800 profesionales.