Los grupos de presión asaltan la Eurocámara por la reducción de CO2

Los grupos de presión asaltan la Eurocámara por la reducción de CO2

Ventas de coches El peor marzo del siglo, exceptuando 2020 Mercedes EQXX ¿Tiene sentido un coche con 1.000 km de autonomía eléctrica?

El sector tradicional de la automoción, de un lado, y los ecologistas, por otro, tratan de presionar a los eurodiputados que están debatiendo estas semanas la propuesta de la Comisión Europea (CE) Fit for 55, que a la industria automotriz le resulta equivocadamente acelerada y al espectro contrario equivocadamente moderada, pues piensa que acentuando la presión para eliminar CO2, crecerán la demanda de vehículos sin emisiones y las infraestructuras que necesitan.

La CE parte de la base de que el transporte es «el único sector en el que han aumentado las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE», y concretamente el de carretera, responsable de «casi el 20% del total de las emisiones» de estos gases. En consecuencia, la Comisión quiere que no se venda un solo coche nuevo de combustión interna en 2035 -incluidos híbridos enchufables-, para lo cual hace falta que se den dos condiciones: la generalización de la movilidad en vehículos no contaminantes y, ligado a ella, la necesidad de una red de recarga en toda Europa. Una no puede darse sin la otra y viceversa.

Para la industria, se va demasiado rápido en los objetivos y muy despacio en la infraestructura, lo que hace inviable un cambio de paradigma que resulta carísimo en investigación y tecnología de fabricación de vehículos. Que puede llevar a la ruina a los fabricantes, tal y como argumentan éstos. Por eso quiere que se relajen los objetivos de CO2 en las circunstancias actuales: pandemia, desabastecimiento, encarecimiento de materias primas, guerra en Europa… Y quieren al mismo tiempo una infraestructura de recarga pública que dé confianza a la compra de eléctricos.

A los militantes de la descarbonización acelerada, no les convencen estos argumentos. Aseguran que una reducción aún más drástica de los objetivos de CO2, adelantándolos a 2027, produciría una aceleración de las ventas de coches eléctricos y con ellos la infraestructura que necesitan. Para ellos es mucho menor el número de postes precisos del que consideran los fabricantes.

«A pesar de la ausencia de objetivos obligatorios en toda Europa», expone la organización Transport & Environment (T&E) «en 2021 ya se habían instalado 340.000 cargadores públicos» en Europa, «el triple» que en 2018. Eso probaría que infraestructura y ventas van acompasadas: el 62% de los cargadores públicos de Europa se localizaban en Alemania, Francia y Holanda, donde se matriculó el 61% de los vehículos eléctricos de la UE.

Ciñéndose a España, T&E asegura que con apenas un millón de cargadores públicos sería suficiente para abastecer a los 12,2 millones de coches recargables que circularían en nuestro país en 2035 en caso de que «aumentara el nivel de ambición de los objetivos de CO2 propuestos por la Comisión».

Los fabricantes de automóviles creen que sería necesaria una infraestructura pública de 2,9 millones de postes, pero T&E contrapone que supondría un gasto excesivo de los estados de la UE. Y que casi tres millones de postes tendrían una utilización de menos de una hora diaria cuando para que sean rentables deberían operar al menos 3,6 horas cada día. La mayoría de los usuarios, según T&E, cargarían sus vehículos en sus instalaciones particulares, las de la empresa en la que trabajan o en los comercios que visitan.

La compañía Virta, una plataforma de recarga eléctrica, afirma que «a medida que crece la cantidad de coches eléctricos en nuestras carreteras, también lo hacen los puntos de carga pública de batería». Calcula que en 2025 se venderá un coche cero emisiones por cada cinco en todo el mundo, que serán dos en 2030 y la totalidad en 2040, cifra que se habría alcanzado ya en Europa en 2035, como quiere la CE. La proporción en Europa estaría en estos momentos, según Virta, en 7,5 eléctricos por cada poste de recarga público. Hoy en España hay solamente 12.000.