Los Estadísticos del Estado acusan al Gobierno de «atacar la independencia» del INE y minar su credibilidad

Los Estadísticos del Estado acusan al Gobierno de «atacar la independencia» del INE y minar  su credibilidad

La Asociación de Estadísticos Superiores del Estado ha emitido un comunicado en el que critica muy duramente al Gobierno, al que acusa de «atacar«, «cuestionar» e incluso poner «en riesgo el elevado crédito» del que, afirman, goza el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El duro y muy poco habitual texto del cuerpo de estadísticos es doble: por una parte, el posible cambio de presidente en la institución; y, por otra, el hecho de que el Gobierno haya cuestionado de manera directa las cifras del INE.

El primer punto ha sido negado por el Ministerio de Economía tras las informaciones publicadas sobre un posible cese de Juan Manuel Rodríguez Poo. «No hay nada de eso«, insisten en el departamento de Nadia Calviño, en donde sí reconocen que se van a llevar a cabo reformas y modificaciones aunque, subrayan, no en la presidencia.

Sin embargo, los estadísticos temen que ese cambio se produzca y recuerdan que nunca antes «ningún presidente del INE fue cesado sin mediar un cambio de Gobierno«

Y sobre el segundo, los Estadísticos afirman que es «una novedad sin precedentes que desde el propio Gobierno y, en particular desde el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, se cuestionen las cifras de Estadísticas del INE tan relevantes como el IPC o el PIB, anunciándose hace meses desde el propio Ministerio la creación de una estadística no oficial denominada «Indicador Diario de Actividad» para contraponerla al propio PIB».

Exponen también que «la metodología de las Estadísticas del INE es rigurosa, pública, está avalada por la Oficina de Estadística de la Unión Europea y permite la integración y comparabilidad de las cifras en el ámbito europeo», punto que es apuntado también por la inmensa mayoría de economistas españoles.

«En las circunstancias descritas, un eventual cese del Presidente del INE podría ser interpretado por la sociedad como un ataque a la independencia del Instituto, motivado por el hecho de que las cifras publicadas por el INE de algunas estadísticas relevantes como las anteriormente citadas, no están en sintonía con las previsiones económicas del Gobierno. Esto pondría en riesgo el elevado crédito del que goza en estos momentos la estadística oficial de España, tanto antes nuestros socios de la Unión Europea como ante los propios usuarios», ahondan los Estadísticos.