Leopoldo López prevé el choque entre democracias y autocracias

Leopoldo López prevé el choque entre democracias y autocracias

América Latina El presidente argentino se suma a la campaña para blanquear a Nicolás Maduro Propaganda Populistas y dictadores de América Latina abrazan al oso ruso

El líder opositor exiliado en España Leopoldo López ha advertido este jueves en una conferencia en la sede de EL MUNDO sobre la fragilidad de la democracia y el futuro de las relaciones internacionales.

López ha afirmado que la humanidad se dirige hacia un choque entre las democracias y las autocracias, y no entre el comunismo y el capitalismo. «Ni China ni Rusia son países comunistas y al irte al terreno ideológico te puedes distraer de que la amenaza dictatorial puede venir tanto de la izquierda como de la derecha; igual que existen China e Irán».

López estima que Europa ha sido ingenua con Putin, particularmente Alemania, al permitirse depender del gas y el petróleo rusos, algo que ahora sufre tras la inestabilidad a raíz de la guerra en Ucrania.

Además, ha alertado sobre el peligro que representan las dictaduras para las democracias, pues las primeras «tratan de influir en la opinión pública de las segundas, tal y como vimos en Estados Unidos con Trump en 2016, con el Brexit o con el referéndum de independencia catalán».

López comenzó su intervención recordando cómo, en los años 70 y 80, Venezuela era una «democracia próspera en medio de un continente lleno de dictaduras» donde «los padres pensaban que sus hijos vivirían mejor que ellos», y donde la «libertad» se daba por asegurada. La llegada de Hugo Chávez a la presidencia en 1999 supuso una involución en la calidad democrática de Venezuela. «Las autocracias socavan las bases del Estado de Derecho y de la democracia desde dentro, igual que Chávez llegó al poder ganando las elecciones», ha dicho López para añadir: «Unidas Podemos tiene una concepción autocrática del poder y blanquea a Nicolás Maduro. Lo mismo puede decirse de José Luis Rodríguez Zapatero».

El opositor ha recordado cómo «los recortes de libertad se entienden como un hecho aislado hasta que la desaparición de la libertad» se consuma, pues es la amenaza permanente de ser vigilado la que mantiene a los ciudadanos «domesticados», y no tanto la sofisticación del aparato de seguridad del Estado. «Maduro es un usurpador del poder», ha sentenciado, para asegurar después que «yo no conocí lo que es la libertad hasta que estuve preso en una celda de dos por tres metros».

En los últimos años, millones de venezolanos han salido del país y el 90% de la población está en situación de pobreza, y, sin embargo, Maduro continúa en el poder sostenido por aliados internacionales que le proporcionan «apoyo económico, militar y mediático». López ha lamentado que «Maduro y su dictadura» cuenten con un respaldo «muy superior al que Estados Unidos o la Unión Europea prestan a la oposición». «Maduro no está aislado porque la mayoría de países del mundo son autocracias», ha resumido.

No obstante, al término de la conferencia, López valoró positivamente la posibilidad del levantamiento de las sanciones al régimen venezolano que viene barajando la Casa Blanca a cambio de petróleo. «Las sanciones se podrían levantar solo si se transita a una democratización del país a través de unas elecciones libres», ha dicho. «Puede ser una oportunidad», ha concluido.