La OTAN tacha de «no creíble» la moratoria propuesta por Rusia sobre el despliegue de misiles de medio alcance en Europa

La OTAN tacha de «no creíble» la moratoria propuesta por Rusia sobre el despliegue de misiles de medio alcance en Europa

La organización aseguró que no planea desplegar misiles nucleares de alcance intermedio en el Viejo Continente.

La OTAN aseguró este martes que no planea desplegar misiles nucleares de alcance intermedio en Europa, a la vez que rechazó tanto las acusaciones rusas, como la propuesta de Kremlin para establecer una moratoria a la instalación de este tipo de armas en el continente.

Según el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, Moscú violó durante años el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio y Menor (INF) y por lo tanto, su idea sobre la moratoria «no es creíble«.

«La propuesta de Rusia sobre una moratoria no es creíble porque teníamos una prohibición y ellos violaron esa prohibición«, reiteró Stoltenberg. «Entonces, a menos que Rusia de una manera verificable destruya todos sus misiles SSC-8 , que son los que violaron el tratado INF, no es creíble cuando ahora proponen una prohibición de algo que ya han comenzado a desplegar», aseguró el secretario general de la OTAN.

Asimismo, Stoltenberg declaró que la organización sigue dispuesta a dialogar con el Kremlin, ya que considera que hace falta un «control de armamentos para evitar una nueva carrera armamentista».

Anteriormente, el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, comunicó que una nueva ronda de confrontación es posible si la OTAN y EE.UU. no proporcionan garantías de que no se desplegarán armas prohibidas por el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio y Menor, del que Washington se retiró el 2 de agosto de 2019, durante la presidencia de Donald Trump. 

Según el viceministro, «la falta de progreso en dirección de la solución político-diplomática de este problema llevará a que nuestra respuesta sea militar y militar-técnica».

Además, un comunicado del Kremlin publicado tras la cumbre virtual, celebrada este mes entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, informó que la postura de Moscú radica en la necesidad de obtener «garantías fiables y jurídicamente vinculantes que excluyan la expansión de la OTAN hacia el este y el despliegue de sistemas de armas ofensivas en los países vecinos».