La oleada de cancelaciones por ómicron desata la inquietud en la hostelería y deja 1.000 millones menos en facturación

La oleada de cancelaciones por ómicron desata la inquietud en la hostelería y deja 1.000 millones menos en facturación

El aumento de los contagios por la variante ómicron está inquietando a la hostelería, que, a pesar de que arrancó el mes de diciembre con fuerza, está sufriendo ahora una oleada de cancelaciones de las reservas en los establecimientos. Son, sobre todo, las cenas de empresa en restaurantes o locales con mucho aforo. Esto ocurre, además, en el que se supone que es el fin de semana de mayor actividad del año: el previo a Nochebuena.

«Cada día vemos como las cancelaciones van aumentando porque la gente está evitando quedar, por miedo, sobre todo en los sitios con más aforo. De momento, los cenas de los grupos pequeños se están viendo menos afectadas. Confiamos en que al menos los pequeños lo van a resolver», señala José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España, que agrupa a más de 300.000 establecimientos del país.

Lo que se está cancelando sobre todo son las cenas grandes organizadas por las empresas, aunque desde esta asociación destacan que, de cara a este fin de semana, ómicron ya está afectando a las reservas de cenas de amigos y familiares, con menos comensales. «Queda la cena pequeña, que confiamos que pueda paliar las cancelaciones en el resto«, explica Yzuel.

En Sevilla se han cancelado el 75% de cenas de empresa, según Hostelería de España, y en un hotel de Madrid se anuló este jueves una cena de 500 personas. «También esta ocurriendo con las de 100 o 200, lo que supone un golpe grande para el establecimiento, sobre todo en estas fechas, porque eso ya se ha perdido y no se va a recuperar», lamenta Yzuel.

El sector esperaba cerrar esta campaña de Navidad con una facturación de entre el 10% y el 15% por debajo de las cifras de 2019, pero «con estas cancelaciones los datos han empeorado» y ya auguran que la caída anual del sector pueda rondar entre el 20% o el 25% respecto a las cifras navideñas en prepandemia.

De los 10.0000 millones de euros que esperaban facturar esta Navidad, se quedarán en torno a los 8.500-9.000 millones, según los datos de la patronal. Son unos 1.000 millones de euros extra que se han perdido en estas fechas por todas las cancelaciones.

«El arranque del mes de diciembre había sido bueno, y también el puente. Superamos las expectativas. Ahora, esta bajada tiene mucho que ver con las anulaciones de esta última semana», lamenta Yzuel.

El disparo de los contagios ha sido un varapalo para el sector, que desde este verano ha visto como se disparaba su recuperación, sobre todo a medida que avanzó la vacunación. En 2020 las pérdidas rondaron los 70.000 millones de euros de negocio, lo que supone el 50% de sus ventas, y se calcula que cerraron alrededor de 85.000 establecimientos. En 2019 el sector facturaba más de 130.000 millones de euros.