La NASA planea lanzar en 2027 tres satélites para estudiar las tormentas tropicales

La NASA planea lanzar en 2027 tres satélites para estudiar las tormentas tropicales

El objetivo es comprender mejor el comportamiento de los procesos climáticos y predecir sus efectos en la Tierra.

La NASA anunció este viernes la selección de una nueva misión científica que tiene como objetivo estudiar el comportamiento de las tormentas tropicales y eléctricas. En la misión participarán tres pequeños satélites conectados entre sí que se espera lanzar en 2027 como parte del programa Earth Venture.

La misión científica seleccionada se llama Investigación de Corrientes Ascendentes Convectivas (INCUS por sus siglas en inglés) y era una de las 12 propuestas que la agencia espacial estadounidense recibió a través de la convocatoria Earth Venture Mission-3 (EVM-3). En esta convocatoria se buscaban investigaciones basadas en el espacio para tratar cuestiones científicas de interés y producir datos relevantes dentro de las ciencias de la Tierra. «Cada una de nuestras misiones científicas de la Tierra se elige cuidadosamente para agregar a una sólida cartera de investigación sobre el planeta en el que vivimos», aseguró Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA.

Objetivo de la misión

El principal objetivo que tiene INCUS es analizar el comportamiento de las tormentas tropicales y las tormentas eléctricas, como también su impacto en los modelos meteorológicos y climáticos. Más específicamente tiene como meta abordar directamente por qué las tormentas convectivas, las fuertes precipitaciones y las nubes ocurren exactamente en el momento y en el lugar en que lo hacen.

«En un clima cambiante, una información más precisa sobre cómo se desarrollan e intensifican las tormentas puede ayudar a mejorar los modelos meteorológicos y nuestra capacidad para predecir el riesgo de fenómenos meteorológicos extremos», dijo Karen St. Germain, directora de la división de Ciencias de la Tierra de la NASA. «Esta información no solo profundiza nuestra comprensión científica sobre los procesos cambiantes de la Tierra, sino que también puede ayudar a informar a las comunidades de todo el mundo», agregó.

En este sentido, los científicos de la agencia espacial continúan estudiando el cambio climático y su efecto en la temperatura de los océanos y en el aumento de probabilidades de tormentas más fuertes.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!