La escalada de tensión entre Polonia y Bielorrusia por la llegada masiva de migrantes a la frontera de la UE

La escalada de tensión entre Polonia y Bielorrusia por la llegada masiva de migrantes a la frontera de la UE
Redacción BBC News Mundo

40 minutos

Fuente de la imagen, Getty Images

La tensión en la frontera de Polonia y Bielorrusia ha ido en escalada hora tras hora.

El gobierno polaco está repeliendo a cientos de migrantes que intentan ingresar al país por su frontera oriental, a la que miles más estaban en camino desde el interior de Bielorrusia.

Imágenes difundidas a través de diversos medios mostraban a cientos de personas cerca de una valla fronteriza de alambre de púas, la cual algunos intentaban atravesar a la fuerza.

Ante esto Polonia desplegó 12.000 soldados y su gobierno tuvo una reunión de emergencia.

Acusan a Bielorrusia de incitar a los migrantes hacia la frontera en un acto «hostil».

Polonia, Lituania y Letonia -tres países de la Unión Europea (UE)- dicen que ha habido un aumento en el número de personas que intentan ingresar de forma irregular a sus países desde Bielorrusia en los últimos meses.

«Hago un llamamiento a los estados miembros para que aprueben de una vez el régimen ampliado de sanciones contra las autoridades bielorrusas responsables de este ataque híbrido», dijo este lunes la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Muchos de los migrantes proceden de países de Medio Oriente y Asia.

Fuente de la imagen, Getty Images

¿Cómo se llegó a este punto?

La UE ha acusado durante los últimos meses al presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, de facilitar la afluencia de migrantes hacia las fronteras del bloque en represalia por las sanciones que ha recibido.

Las sanciones económicas a Bielorrusia, a las que también se han sumado Estados Unidos y Canadá, han llegado ante la represión de las protestas prodemocracia y la opresión a los líderes de la oposición.

El gobierno de Lukashenko rechaza que sea un maniobra de su gobierno y señala que la UE viola los derechos de quienes buscan refugio.

Polonia también ha recibido críticas por el trato que da a los migrantes y refugiados en su frontera. El país ha construido una cerca de alambre de púas ante la llegada masiva de personas.

La Guardia de Fronteras polaca también dijo que cerrará su cruce fronterizo con Bielorrusia en Kuznica a partir de este martes por la mañana.

Las condiciones para los migrantes son tan hostiles que amenazan la vida de las personas ahí. Y con la llegada del invierno, hay temores de que mujeres, hombres y niños no soporten las temperaturas bajo cero.

Al ser expulsados masivamente de Polonia, y con Bielorrusia rechazando su reingreso, los migrantes se encuentran varados y en los fríos bosques polacos. Varios han muerto de hipotermia.

Fuente de la imagen, EPA

El jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Polonia, Pawel Soloch, dijo que esperaba que «grupos de varios cientos de personas» reanudaran los intentos de cruce de forma sorpresiva.

«Saben que están siendo utilizados»

Barwa Nusreddine Ahmed, un hermano de un inmigrante iraquí que estaba en la frontera con su esposa y sus tres hijos, habló con la BBC.

Explicó que sus familiares llegaron a Minsk, la capital de Bielorrusia, el mes pasado y luego se dirigieron a la frontera.

Con poco para comer o beber, la gente varada estaba sufriendo, dijo Ahmed.

Aseguró que el traslado al puesto fronterizo fue planeado en las redes sociales por los propios migrantes, a medida que las autoridades de Bielorrusia los estaban presionando.

«La gente sabe que están siendo utilizados [por Lukashenko], pero no tienen futuro», apuntó Ahmed.

Fuente de la imagen, Reuters

Las tensiones se intensificaron el lunes, día en que, según videos publicados en redes sociales, se vio una columna de personas, incluidas mujeres y niños, caminando hacia la frontera polaca en Bielorrusia.

Otros videos mostraban a un gran número de migrantes escoltados por hombres armados vestidos de caqui.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Piotr Wawrzyk, acusó a Bielorrusia de intentar orquestar un incidente importante cerca de Kuznica Bialostocka, un pueblo cercano a la frontera, y advirtió de «un intento de cruce fronterizo masivo».

En otras imágenes se puede ver a multitudes de migrantes que intentan romper una cerca de alambre de púas en la frontera, pero los guardias fronterizos polacos les impiden pasar.

Para ver este contenido, favor activar JavaScript, o intentar con otro navegador

Por Paul Adams, corresponsal de diplomacia de la BBC

Esta es una escalada significativa en una crisis que ha estado retumbando desde mediados de año.

Durante meses, los vecinos de Bielorrusia en la UE han estado acusando al régimen de Lukashenko de «usar como arma» la migración, en venganza por las sucesivas oleadas de sanciones de la UE a Minsk.

Los migrantes han relatado numerosas historias sobre el papel que desempeñaron los soldados bielorrusos al ayudarlos a realizar cruces ilegales hacia Polonia y Lituania.

Fuente de la imagen, Reuters

Algunos cruzan en pequeños grupos, mientras que otros aseguran que fueron transportados a la frontera en camiones militares y que les han mostrado hacia dónde ir.

Pero las últimas imágenes de la frontera polaca no tienen precedentes, y recuerdan escenas de la frontera entre Grecia y Macedonia en el apogeo de la crisis migratoria de 2015-2016.

La sola concentración de personas en un único punto de cruce, junto con la presencia de soldados bielorrusos, que aparentemente no hacen nada para detener el flujo de migrantes hacia la frontera, sugieren que, una vez más, esto está siendo orquestado.

Es una acusación que Bielorrusia niega.

Migrantes buscan «protección», dice Minsk

Minsk ha acusado a los países vecinos que están en la UE de actuar en contra de los migrantes que buscan un lugar seguro para vivir.

La agencia de la guardia fronteriza de Bielorrusia les dijo a los medios estatales que más de 2.000 «refugiados» se habían congregado frente a las barreras polacas.

Se dirigían a la UE «donde quieren solicitar protección», según la agencia.

Acusó a Polonia de utilizar medios «injustificados» para repeler a «personas que buscan protección».

Fuente de la imagen, Reuters

El lunes, la OTAN dijo que está preocupada por la «escalada» en la frontera con Polonia y que está lista para «mantener la seguridad en la región».

Mientras tanto, en Lituania, el gobierno también movilizó sus tropas a la frontera con Bielorrusia para prepararse ante una posible afluencia de migrantes.

El gobierno en Vilna estaba considerando declarar el estado de emergencia.

En respuesta a los acontecimientos del lunes, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, pidió a los estados miembros de la UE que impongan nuevas sanciones contra el gobierno bielorruso, al que acusó de «poner en riesgo la vida de las personas».

Mientras tanto, Estados Unidos instó a Lukashenko a «detener de inmediato su campaña de orquestación y coacción» del flujo ilegal de migrantes a través de la frontera de su país hacia Europa.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.