La épica de Wilfried Happio: sufrió una brutal agresión justo antes de entrar al estadio y ganó la carrera con un ojo destrozado

La épica de Wilfried Happio: sufrió una brutal agresión justo antes de entrar al estadio y ganó la carrera con un ojo destrozado

Lo que le ocurrió al deportista Wilfried Happio en los campeonatos nacionales de atletismo de Francia este sábado pasará a la historia como una de las grandes épicas de este deporte.

El velocista sufrió una brutal agresión por parte de un perturbado que le esperaba en los aledaños del estadio apenas 20 minutos antes de que diera comienzo la prueba de los 400m vallas, en la que Happio, de 23 años, era uno de los favoritos.

La paliza le dejó secuelas en su ojo izquierdo pero, lejos de retirarse para tratarse las heridas, decidió continuar con lo previsto y se plantó en el tartán dispuesto a darlo todo. Y venció.

Con un parche protegiendo el ojo dañado y sujetado por una cinta deportiva, el atleta cruzó en primera posición la meta y celebró con gestos de rabia por todo lo que había ocurrido.

El agresor fue arrestado por la policía después de que el entrenador de Wilfried, Olivier Vallaeys, lograra separarle de su pupilo. «Estamos en estado de shock», relató el preparador, que aseguró que el hombre «salió de la nada».