La cápsula de suicidio «pasa revisión legal» en Suiza

La cápsula de suicidio «pasa revisión legal» en Suiza

El interior de la máquina se inunda con nitrógeno, reduciendo rápidamente el nivel de oxígeno al 1 %, tras lo cual la persona pierde el conocimiento en unos 30 segundos sin sentir sensación de pánico o asfixia, según sus creadores.

Una cápsula de suicidio creada por la organización Exit International podría empezar a utilizarse en Suiza, informa Swiss Info.

Según un artículo publicado este sábado, expertos en derecho suizo confirmaron que la cápsula, denominada Sarco, está pasando una «revisión legal» en el país europeo. Philip Nitschke, fundador de Exit International, informó al medio que se trata de un dispositivo impreso en 3D que se activa desde el interior por la persona que pretende morir. La máquina debería estar lista para usarse en Suiza en 2022.

Según describe Nitschke, la persona debe tumbarse dentro de la cápsula y, tras contestar a una serie de preguntas, pulsa un botón en el interior para activar el mecanismo. La máquina inunda entonces la cápsula con nitrógeno, reduciendo rápidamente el nivel de oxígeno del 21 % al 1 %, tras lo cual la persona se siente un poco desorientada y puede sentirse ligeramente eufórica antes de perder el conocimiento. El proceso dura unos 30 segundos. La muerte se produce por privación de oxígeno (hipoxia) y de dióxido de carbono (hipocapnia). 

El fundador de Exit International destacó que el sistema de Sarco hará que las personas que lo utilicen fallezcan sin sentir pánico ni sensación de asfixia.

Actualmente en Suiza se utiliza el método de ingesta de pentobarbital sódico líquido para la muerte asistida. Después de tomar la sustancia, la persona se duerme dos y cinco minutos antes de caer en un coma profundo, y poco después le sobreviene la muerte.