Hallan cuerpo que podría ser de Yolanda Martínez, otra joven desaparecida

La joven desapareció el 31 de marzo en Nuevo León, México. Su caso se suma al de Debanhi Escobar. 

Hallan cuerpo que podría ser de Yolanda Martínez, otra joven desaparecida

La joven desapareció el 31 de marzo en Nuevo León, México. Su caso se suma al de Debanhi Escobar. 

Este domingo por la tarde fue localizado el cuerpo en descomposición de una mujer en una zona de matorrales en el municipio de Juárez, Nuevo León (México). 

Según fuentes cercanas a las investigaciones, por la vestimenta y otros hallazgos en el sitio donde estaba el cadáver, podría tratarse de Yolanda Martínez Cadena, una joven de 26 años de edad, que permanece desaparecida desde el pasado 31 de marzo.

(En contexto: Yolanda Martínez Cadena sigue desaparecida en Nuevo León, México)

La identificación plena de la víctima se tendrá una vez que se le realicen los exámenes comparativos de ADN. Cabe mencionar que en días previos la Fiscalía realizó exámenes genéticos a familiares de Yolanda, de manera provisoria.

La Fiscalía General de Justicia del Estado informó que una mujer que recolectaba leña en el monte realizó el hallazgo a unos cien metros de la calle Hortelanos, cerca de la carretera a San Mateo, en la colonia Los Huertos, y de inmediato llamó al número 911 para notificar el hecho a las autoridades.

La hora del reporte se recibió a las 15:35 horas de este domingo; pero todavía entrada la noche, peritos trabajaban en el área para recabar evidencias, y realizar el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense, a fin de establecer las causas de la muerte y la plena identificación de la víctima.
(Le sugerimos: Espacio aéreo en México: criticado tras denuncias de riesgos ‘preocupantes’)

La joven de 26 años desapareció después de salir de la casa de su abuela en la colonia Constituyentes de Querétaro, en San Nicolás de los Garza.

Gerardo Martínez Bautista, padre de Yolanda junto con su hijo Gerardo, vecinos y algunos voluntarios, iniciaron la búsqueda de su hija, y este domingo comentó que se sentía mal de salud, al grado que tuvo que ser hospitalizado por un problema de presión arterial, para poder continuar este lunes en los operativos de búsqueda.

¿Qué se sabe de este caso? 

Su caso ocurrió nueve días antes de la desaparición de Debanhi Escobar, otra joven de 18 años cuyo caso generó conmoción y tras el feminicidio de Maria Fernanda, una universitaria que fue hallada muerta en una casa de Apodaca.

(Le recomendamos: Debanhi Escobar: hallan su identificación muy lejos del motel)

Amigos y familiares se movilizaron para exigir su presentación con vida. Mientras, las autoridades emitieron su ficha de búsqueda y en los primeros días se revelaron videos en los que se apreciaba a la joven.

Sin embargo, en un principio la familia no aceptaba que se tratara de Yolanda.

Gerardo Martinez, padre de Yolanda Martínez Cadena, exigió la detención de un sospechoso por la desaparición de su hija y dijo estar muy molesto por la falta de capacidad de la Fiscalía para proceder contra el presunto responsable.Más tarde, la familia aceptó que la mujer de los videos presentados era Yolanda.

No se fue de manera voluntaria

El cinco de mayo, a 37 días de la desaparición de Yolanda Martínez Cadena, su padre sostuvo una reunión durante tres horas con personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado. Rechazó que su hija haya huido voluntariamente y sin comunicar su decisión o destino, pues reiteró que tenía mucha comunicación con ella.

Estaba pendiente la fiesta de su hija que cumplió cuatro años el 29 de abril, y andaba buscando otro trabajo, porque dejó el que tenía a fin de que su actividad laboral le permitiera cuidar a su niña.

Sobre lo que dijo el gobernador Samuel García, que Yolanda pudo huir porque había sido acosada  por parte de un tío, hermano de la mamá, que en estado de ebriedad se metía al cuarto de Yolanda, comentó, “bueno, así lo indica la carpeta de investigación, pero esa información se las daría apenas el señor gobernador, porque él fue el que sacó esa información de la carpeta, pues llegó a un punto en que está involucrado el tío”.

Y sobre ese tío agregó, “no está arrestado ni nada, sólo está investigado, igual que Eduardo, la ex pareja sentimental” de Yolanda. “Pero eso a nosotros no nos arroja mucho”.

(Además: ONG condena boda organizada con temática nazi en México)

«Estoy preparado mentalmente no de ahora sino de toda mi vida, que aceptaré cualquier cosa, nada más que no me dejen a mi hija como a un animal, que no me la dejen tirada en cualquier lugar, que me digan dónde está, no sé cómo actúe la ley, ni contra quién, pues lo único que me importa es que mi hija aparezca»,  declaró José Gerardo Martínez.

Preocupante situación en Nuevo León

En las últimas semanas los feminicidios y desapariciones de mujeres han impactado en la opinión pública de Nuevo León e incluso a escala nacional, ya que el 3 de abril se conoció la desaparición de María Fernanda Conteras, de 27 años de edad, profesionista egresada del Tec de Monterrey, que fue localizada sin vida cinco días después en una residencia de Apodaca.

El día 9 desapareció en el municipio de Escobedo, la estudiante de leyes Debanhi Susana Escobar Bazadúa, de 18 años de edad, que el 21 de abril fue localizada sin vida y en estado de descomposición, en una cisterna del motel Nueva Castilla, cerca del sitio del kilómetro 15.5 de la carretera a Nuevo Laredo, donde el día de su desaparición había sido abandonada por el conductor, que realizó el servicio fuera de una plataforma con la cual trabajaba.

(Además: Debanhi Escobar: papá de la joven envió mensaje a las amigas y dio detalles)

Y desde el 31 de marzo, familiares, amigos y voluntarios, han buscado a Yolanda Martínez Cadena, de 26 años de edad, quien desapareció luego de acudir a visitar a su abuela, en la colonia Constituyentes de Querétaro, en el municipio de San Nicolás de los Garza, y se puso a llevar solicitudes de empleo en una zona comercial de la colonia México 86 en Ciudad Guadalupe, a fin de buscar un trabajo que pudiera adaptarse a sus necesidades de brindar mejores cuidados a su hija de cuatro años de edad. 

EL UNIVERSAL (GDA)