Hacienda apunta ahora que eliminará la tasa rosa en los Presupuestos y el Banco de España rechaza la medida

Crisis El Banco de España tumba la complacencia del Gobierno: «Somos la gran economía del euro que peor lo ha hecho»

El Ministerio de Hacienda incluirá la rebaja del IVA a los productos de higiene femenina en los Presupuestos del próximo año. Y lo hará después de haber rechazado incluir la medida en la ley del aborto impulsada por la ministra de Igualdad, Irene Montero, y con el rechazo expreso del Banco de España.

La intención de eliminar la llamada tasa rosa, rebajando el IVA del 10% al 4%, ha sido apuntada este miércoles por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a su salida del Congreso, y fuentes de Ministerio confirman que, efectivamente, esa es la intención. Añaden que de esta manera la rebaja se aplicará antes, dado que las cuentas «entrará antes en vigor«, y recuerdan que es una medida recogida en el acuerdo del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos.

Rechazan asimismo que se haya producido veto alguno a la reducción, punto que ha sido denunciado desde la formación que dirige Ione Belarra y, en cualquier caso, Hacienda y el Gobierno tomarán la decisión saltándose los consejos del Banco de España, de la Comisión Europea e incluso lo que desde el propio Ejecutivo se ha apuntado en diversas ocasiones.

«Los movimientos tienen que ir orientados hacia reducir el tipo de bienes que están en los tipos reducidos y llevarlos al normal», afirmó ayer el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, en la presentación previa al Informe Anual que hoy ha publicado el organismo. Esto es, que lo que considera es que todos los tipos deben ir progresivamente incrementándose, y por ello el llevar estos productos al 4% con el que se gravan los bienes de primera necesidad va en la dirección contraria.

«Suponen un lastre para la recaudación impositiva y es una anormalidad respecto al resto de países europeos«, incidió Gavilán, en referencia a que en Europa existen muchos menos productos en esos tipo reducidos, que es precisamente lo que apunta también la Comisión cuando recomienda a España que eleve el IVA y lo que el propio Gobierno ha señalado en alguna ocasión para rechazar determinadas rebajas del Impuesto sobre el Valor Añadido.

En ese mismo contexto del Informe Anual, el Banco de España se muestra también crítico con la rebaja de 20 céntimos por litro de carburante aplicada por el Gobierno para hacer frente al incremento de los precios del diésel y la gasolina. El motivo: que beneficia principalmente a las rentas altas.

«Estimaciones preliminares del impacto que podría tener la bonificación de 20 céntimos por litro de combustible sugieren que la inflación soportada por los hogares de menor renta en dicho período podría reducirse en 0,35 puntos porcentuales, reducción que, en este caso, sería menos intensa que la que experimentarían los hogares con mayor renta [de 0,61 puntos porcentuales], señala el documento que lleva la firma del gobernador, Pablo Hernández de Cos.

«La rebaja de 20 céntimos reduce más la inflación de rentas altas que en las bajas. Quizá esta medida no fue todo lo focalizada que debería para atender a los colectivos más vulnerables», incidió Gavilán.

Esta critica, de hecho, ya había sido apuntada desde algunos ámbitos económicos, aunque en ningún caso por un organismo tan relevante como el Banco de España. E incluso en el Gobierno y en el Ministerio de Hacienda también eran y son conscientes de que esta medida conllevaba el riesgo de que, efectivamente, las rentas altas fuesen las más beneficias porque son las que hacen un mayor uso de los vehículos y repostan en mayor medida. Sin embargo, en Moncloa y en Hacienda decidieron aplicar esta rebaja generalizada porque era la opción más rápida para reaccionar a un momento de emergencia.