Google Cloud se adelanta a Amazon y abre su sede en España: promete 1.300 millones de euros y más de 10.000 empleos en cinco años

Google Cloud se adelanta a Amazon y abre su sede en España: promete 1.300 millones de euros y más de 10.000 empleos en cinco años

Google Cloud activa su primera región de computación en nube dentro de España, radicada en Madrid y destinada a prestar servicios al sector público y privado para contribuir a la transformación digital del país, una de las metas que se apunta en el Plan de Recuperación del Gobierno de Pedro Sánchez para solicitar fondos europeos a Bruselas. Esta nueva infraestructura, controlada de manera conjunta con Telefónica, forma parte de una treintena de sedes de Google distribuidas por todo el mundo, de manera que conectará con otros nodos como los de París y Turín, si bien ésta está de Madrid está considerada la única para el sur de Europa. A pesar de que este miércoles ha tenido lugar la presentación, Google Cloud está en funcionamiento desde el 9 de mayo.

La compañía perteneciente a Alphabet aspira a tener como clientes al sector público (dos meses atrás el CEO Sundar Pichai visitó Moncloa donde se citó con Sánchez) y por supuesto al privado (entre el primer centenar de clientes ya se cuentan firmas como BBVA o DIA). La compañía de EEUU observa claras posibilidades de desarrollo en sectores como el de la salud y el de las finanzas, en los que el almacenamiento de datos a una distancia no excesiva facilitará la carga de datos y procesos. En torno a Madrid, la latencia en la transmisión de datos se cifraría en torno a un milisegundo, mientras que en otros puntos de la península se quedaría por debajo de los 10 milisegundos.

La tecnológica californiana ha cifrado que el impacto de esta región cloud en España generará indirectamente 1.300 millones de euros de impacto en el PIB de España y más de 10.000 nuevos puestos de trabajo, desde ahora hasta 2027.

Según los estudios que maneja Google, la adopción de servicios cloud entre las compañías privadas españolas se queda en un 27%, frente al 40% que acredita la Unión Europea como media. Vencer esa brecha de 13 puntos podría suponer entre 3.000 y 4.000 millones de euros anuales para el país.

Este lanzamiento no implica una construcción como tal de nuevos edificios físicos, sino que se aprovechan ya existentes. Como suele ser habitual, la región cuenta con tres zonas distintas dentro de la región de Madrid, una redundancia que garantiza el acceso a los datos en caso de interrupción del servicio (y así garantizar la cobertura frente a eventualidades que van de desastres naturales a caídas de la corriente eléctrica, pasando por supuesto por los cada vez más frecuentes ciberataques). De hecho, la compañía ha evitado revelar la ubicación exacta de su proyecto en España, que se encuentra en la Comunidad de Madrid. Isabel Díaz Ayuso, presidenta regional, ha intervenido en la presentación de este miércoles para poner en valor «un Madrid libre, próspero y digital».

La seguridad es precisamente uno de los valores que vende Google con su proyecto cloud. Este mismo año, la empresa ha comprado una compañía especializada en esa materia, Mandiant, por 5.400 millones de dólares (más de 5.000 millones de euros), la que supone la segunda mayor compra de la historia de Google, tras la de Motorola Mobility y triplicando el valor de la compra de una plataforma tan conocida como YouTube.

La división Google Cloud compite en el mercado internacional principalmente con otros dos gigantes de la computación en nube, AWS (Amazon) y Azure (Microsoft), también norteamericanas. Según los datos no oficiales de distintas consultoras y en cifras redondas, AWS acapara en torno a un 30% de los servicios globales del cloud computing, por un 20% de Azure y un 10% de Google Cloud. AWS sí está pendiente de la construcción de edificios propios en España, en concreto en Aragón, y ha prometido una inversión cloud de 2 500 millones de euros y 1.300 puestos de trabajo en los próximos 10 años. En el debut oficial, se ha adelantado Google, aunque sin edificios propios y mediante un ejercicio de colocación. La apertura de la región de AWS en Aragón está prevista para finales de 2022 o principios de 2023.

Google Cloud atesora un fuerte ritmo de crecimiento, tanto que sus ventas se incrementaron un 47% el pasado año. En el primer trimestre de este año, la computación en nube de Google facturó 5.800 millones de dólares (unos 5.400 millones de euros), prácticamente lo mismo que en el ejercicio completo de 2018. El 90% de los datos que existen a día de hoy en el mundo se ha creado en los dos últimos años.

Como parte de esta malla de conectividad que entronca con España, Google también ha recordado la entrada en Bilbao de su cable submarino transatlántico Grace Hopper, que se conectó en Bilbao el pasado mes de septiembre y que une la costa vizcaína con Nueva York (EEUU) y Bude (Reino Unido).