Filipinas: hijo del exdictador Ferdinand Marcos gana las presidenciales

Según primeros recuentos, Ferdinand Marcos hijo habría conseguido casi 30 millones de votos.

Filipinas: hijo del exdictador Ferdinand Marcos gana las presidenciales

Según primeros recuentos, Ferdinand Marcos hijo habría conseguido casi 30 millones de votos.

El hijo del difunto exdictador filipino Ferdinand Marcos obtuvo una aplastante victoria en las elecciones presidenciales, con un recuento inicial que le otorgaba una gran ventaja sobre su rival más cercano.

Con más del 90 % de las papeletas escrutadas, Ferdinand Marcos hijo había conseguido casi 30 millones de votos, más del doble que la candidata liberal Leni Robredo. Sin embargo se espera que los resultados completos tarden semanas en verificarse.

(Lea también: Presidente Zelenski: ‘Muy pronto habrá dos Días de la Victoria en Ucrania’)

La jornada electoral

Millones de filipinos acudieron este lunes a escuelas y otros centros de votación para elegir a su nuevo presidente, con el hijo del exdictador Ferdinand Marcos como favorito para ganar la contienda, marcada por episodios de violencia.

Las urnas cerraron a las 7 p. m., hora local, aunque los ciudadanos que se encontraban a menos de 30 metros de su centro de votación estaban autorizadas a emitir su sufragio, según las autoridades electorales.

Cerca de 40 años después de que su padre fuera depuesto y enviado al exilio, Ferdinand Marcos hijo parece rumbo a restaurar el poder familiar.

Diez candidatos buscaban suceder al actual presidente Rodrigo Duterte, pero solo Marcos y su rival Leni Robredo, actual vicepresidenta, parecen tener opción de vencer.

Se esperaba una alta participación entre los más de 65 millones de filipinos habilitados para votar en estas elecciones generales en las que se elige además vicepresidente, diputados, la mitad de los senadores, los gobernadores de provincia y otros miles de responsables locales.

(Le puede interesar: Los tentáculos en el mundo del caso de espionaje Pegasus)

Actual presidente Rodrigo Duterte vota en las elecciones presidenciales de este lunes.

Foto:

EFE

La Comisión Electoral, que no ha confirmado cuándo podría dar los primeros resultados provisionales, informó que 1,6 millones de filipinos votaron desde el extranjero y que se han habilitado centros para que los contagiados con el covid-19 puedan votar.

Las encuestas sugieren una clara victoria de Marcos, que se sitúa a 33 puntos porcentuales por delante de Robredo, a pesar del legado de expolio y opresión de su padre.

Bajo la ley electoral filipina, el ganador es el que obtenga más votos, sin necesidad de un porcentaje mínimo de respaldo.

(Además: Las mejores ciudades del mundo, según ‘The Telegraph Travel’)

Uno de los más madrugadores en acudir a las urnas fue el propio Marcos, quien depositó su papeleta en la capital provincial de Ilocos del Norte, el feudo tradicional del clan.

Marcos se presenta en tándem con Sara Duterte-Carpio, que es favorita para el cargo de vicepresidenta, que se vota de manera independiente, y es hija del actual presidente, Rodrigo Duterte, que por ley no puede aspirar a la reelección.

La campaña de Marcos se ha esmerado en encubrir el historial brutal y corrupto del régimen de su padre y en aprovechar el desencanto de los votantes con los últimos gobiernos.

Tras seis años de gobierno autoritario de Duterte, defensores de derechos humanos, la Iglesia Católica y analistas políticos han expresado temor de que Marcos se sienta impulsado a gobernar con aún más dureza si gana por amplio margen.

Ferdinand Marcos Junior, candidato presidencial en Filipinas.

Foto:

EFE

A pesar de la gran diferencia que ostenta Marcos en las encuestas, algunos analistas sostienen que Robredo, que ocupa la vicepresidencia del país, podría dar la sorpresa y que los resultados serían mucho más ajustados de lo que se espera.

Robredo, abogada de derechos humanos y azote de Duterte y su guerra contra las drogas, ha conseguido movilizar a centenares de miles de personas en sus actos de campaña y aglutina a un electorado más progresista y urbano.

Otros candidatos a la presidencia, aunque con escasas posibilidades de ganar, son la leyenda del boxeo Manny Pacquiao; el alcalde de Manila, Francisco «Isko» Moreno; y el antiguo director de la Policía Nacional y azote de Duterte, Panfilo Lacson.

La campaña de tres meses que acabó el sábado se ha visto gravemente afectada por la operación de desinformación masiva que ha inundado las redes sociales con noticias falsas y ataques continuos entre candidatos.

Una desinformación, principalmente en Facebook, de la que lleva años advirtiendo la periodista y nobel de la paz filipina, María Ressa, ha permitido reescribir el legado de Marcos e Imelda Marcos, que estuvieron en el poder entre 1965 y 1986.

(Puede leer: Migrantes colombianos: Así les va a los que intentan cruzar ‘El Hueco’)

Los Marcos fueron expulsados del poder tras una revolución popular pacífica, pero dejaron tras de sí al menos 3.257 personas ejecutadas de manera sumaria, miles de torturados y unos 10.000 millones de dólares expoliados del erario público.

Sin embargo, muchos filipinos consideran hoy día a los Marcos como los modernizadores del país, patriotas, compasivos y ven aquellos años como la época dorada de Filipinas.

Violencia en la jornada electoral

Puestos electorales en Filipinas.

Foto:

EFE

El proceso electoral registró episodios de violencia, el más grave de los cuales fue la muerte de cuatro guardias de seguridad cuando un hombre disparó contra un centro de votación de una zona conflictiva del sur del país.

El hecho ocurrió poco después del inicio de la votación en el municipio de Buluan en la isla sureña de Mindanao, que tiene fuerte presencia de grupos armados, desde insurgentes comunistas hasta militantes islamistas, informaron las autoridades.

Hombres armados atacaron también un centro de votación en la provincia de Lanao del Sur en Mindanao, matando a una persona e hiriendo a otras dos, según la policía.

La noche del domingo, cinco granadas estallaron frente a un centro electoral en el municipio de Datu Unsay, también en Mindanao, donde nueve personas resultaron heridas.

Un portavoz de la Comisión electoral dijo que intentaban verificar si las acciones tenían relación con las elecciones.

EFE y AFP

Más noticias

Morrales que parecen gatos reales, la revolución en Japón

Putin se refiere a la invasión en Ucrania durante el Día de la Victoria

Así quedó prestigioso hotel de la Habana, en Cuba, después de la explosión