Estrella Galicia sale reforzada de la pandemia y bate su récord de facturación, 610 millones

Estrella Galicia sale reforzada de la pandemia y bate su récord de facturación, 610 millones

Corporación Hijos de Rivera, matriz de Estrella Galicia, no acusa el golpe postpandemia e incluso puede presumir de haber sabido remontar y salir reforzada de la crisis de la Covid-19. Lo revelan las cifras económicas relativas a 2021, un año que, pese a estar todavía marcado por las restricciones sanitarias, les ha permitido batir récord de ventas, personal y beneficios.

Su presidente ejecutivo, Ignacio Rivera, hizo balance este jueves y reveló que la compañía cerró el ejercicio 2021 con una facturación de 610,4 millones de euros, una cifra sin precedentes en las cuentas de la cervecera que no sólo incrementa un 27,4% los datos del año pandémico, sino que incluso permite crecer frente al último ejercicio completo pre-Covid. Su facturación es un 14,6% superior a la de 2019.

Este hito les hace sentirse «muy orgullosos» y Rivera destaca que es resultado de «todo lo que hemos hecho en la pandemia», pues en épocas de cierres y de ERTE, ellos no pararon su actividad, no aplicaron expedientes de regulación a ningún integrante de la plantilla y reinventaron su actividad y su producto para adaptarlo a las nuevas circunstancias.

También considera que estas buenas cifras son «consecuencia de la reorganización» profunda que acometieron a nivel interno en 2021, en la que replantearon la actividad de la compañía desde los cimientos. «Si no lo llegamos a haber abordado, no estaríamos aquí ni tendríamos los resultados», aseguró el presidente ejecutivo, antiguo CEO, que también asumió este cargo el año pasado fruto de esa nueva estructura interna.

Pese a que durante el primer trimestre de 2021 todavía hubo restricciones con gran impacto para su sector, como las limitaciones en la actividad de la hostelería, la compañía supo reponerse y aumentaron sus ventas. Así, sirvieron 436 millones de litros de cerveza, un 27,8% más que en 2020 y, sobre todo, un 26% más que en en el último ejercicio pre-Covid. Es un récord histórico de ventas que también se nota, pero en menor dimensión, en otra de sus líneas de negocio, el agua, con 189 millones de litros vendidos de sus tres manantiales -Cabreiroá, Agua de Cuevas y Fontarel-, un 16,4% más que un año antes. En esta rama de actividad acaba de incorporar el proyecto social Auara.

En 2020 sí había acusado el impacto directo de los confinamientos, pero la compañía ha sabido reponerse y 2021 también le ha dejado una cifra récord de beneficios, 94,9 millones de euros después de impuestos, lo que implica un crecimiento del 79,4% con respecto al año anterior.

Al crecimiento de facturación, beneficios o litros comercializados se une también un aumento de su plantilla. En época de reducciones y ERTE, la cervecera gallega incrementó personal, alcanzando los 1.448 trabajadores, 1.200 de ellos en España. Son un 15,8% más que un año antes, de los que el 90% tienen contrato indefinido.

Estas cifras les sirven de «motivación adicional» para encarar el plan estratégico trianual que acaban de poner en marcha, en el que prevén una inversión de 600 millones de euros entre 2022 y 2024, fundamentalmente destinada a dos nuevas fábricas. La compañía, que tenía hasta ahora un único centro de producción en A Coruña, empezó este mismo jueves las obras de una nueva fábrica en Brasil, la primera fuera de Galicia, y cuenta con abrir antes del verano de 2024 otra en el polígono de Morás, en la localidad coruñesa de Arteixo.

Este nuevo plan es, para Rivera, cuarta generación de una compañía que mantiene su carácter familiar, «el más ambicioso de nuestra historia» y supondrá inversiones que resultan claves para garantizar su crecimiento a medio y largo plazo. Se suman, además, a otros 66,8 millones invertidos durante el pasado ejercicio.

Corporación Hijos de Rivera tiene en la actualidad 31 empresas en ocho países y comercializa sus productos en 60 mercados. El plan estratégico desvelado por su presidente ejecutivo prevé cuatro pilares básicos de trabajo para ese período, entre los que destacan seguir ahondando en esta internacionalización, en la que ahora mismo diferencian dos línea de negocio, Estrella Galicia Latam para los países de Latinoamérica y Estrella Galicia Internacional para el resto del mundo.

En 2021 abrieron una filial en México, aumentaron sus exportaciones a los países de Oriente Medio y consolidaron mercados como Reino Unido, Alemania o Italia. A partir de ahora, seguirán trabajando en esa línea persiguiendo el «sueño» de que el negocio internacional suponga un 20% de su cifra de negocio. En la actualidad «todavía no llegamos a los dos dígitos«, señaló Rivera.

Las otras tres patas de su plan estratégico pasan por la digitalización, que «puede ayudar a ser más eficientes, a vender más y a tener una mejor conexión con consumidores y clientes»; la diversificación, pues se proponen «ser muy disruptivos en nuestra diferenciación en toda nuestra cadena de valor»; y la generación de un impacto positivo en el entorno.

Ignacio Rivera presentó las grandes líneas estratégicas de la compañía a tres años en un encuentro con los medios de comunicación este jueves en el que la compañía citó un informe de impacto socioeconómico elaborado por la consultora independiente Steward Redqueen según el que su actividad supone el 1% del PIB gallego y el 0,14% nacional y genera más de 32.000 empleos directos e indirectos.