Estados Unidos no invitará a Maduro a la Cumbre de las Américas

Washington reconoce al líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. 

Estados Unidos no invitará a Maduro a la Cumbre de las Américas

Washington reconoce al líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. 

Estados Unidos dijo el jueves que bajo ningún concepto invitará al gobierno venezolano de Nicolás Maduro, ni de Nicaragua, a la Cumbre de las Américas el mes que viene, a pesar de las amenazas de boicot encabezadas por México si ellos y Cuba son excluidos.

(Le podría interesar: Blinken dice que EE. UU. no busca una ‘Guerra Fría’ con China)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Foto:

AFP

«Rotundamente no. No lo reconocemos como un gobierno soberano», dijo Kevin O’Reilly, coordinador de Cumbre, a un comité del Senado cuando se le preguntó sobre la participación del gobierno de Maduro en cumbre del 6 al 10 de junio en Los Ángeles.

(Le podría interesar: EE. UU. no ha levantado ninguna sanción a Venezuela, según Diosdado Cabello)

Maduro, cuya reelección de 2018 fue ampliamente cuestionada por observadores internacionales, es considerado un gobernante ilegítimo por Washington, que reconoce al líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado. 

Sobre la eventual invitación al mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega, también desconocido por Washington tras su reelección en noviembre con la mayoría de sus rivales presos o en el exilio, O’Reilly también fue definitivo.

«No», afirmó. Fue menos tajante al responder preguntas sobre la posible participación del gobierno de Cuba en Los Ángeles.

Dijo que la Casa Blanca estaba a cargo del tema, pero que no se había enviado ninguna invitación a La Habana «que yo sepa».

«Esa será una decisión que deberá tomar la Casa Blanca», señaló O’Reilly, un funcionario del Departamento de Estado.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, anunció el miércoles que «en ningún caso» asistirá. O’Reilly tampoco dijo si Guaidó o sus emisarios habían sido convocados a Los Ángeles.

«Estamos en conversaciones constantes con ellos sobre formas de participar o involucrarse en la cumbre», indicó, y volvió a enfatizar que invitarlos o no «será una decisión de la Casa Blanca».

Sin embargo, dijo que Estados Unidos ya había invitado a representantes de Cuba vinculados a las masivas protestas antigubernamentales que sacudieron a la isla en julio pasado.

«Queremos tener una amplia participación de la sociedad civil, de todos los países donde los autoritarios, donde los dictadores, buscan sofocar el debate público», aseveró O’Reilly.

Vista general de la sesión plenaria de la VIII Cumbre de las Américas, en el Centro de Convenciones de Lima. (Archivo)

Foto:

EFE

‘En constante diálogo’ con México

Joe Biden, presidente de Estados Unidos.

Foto:

EFE/EPA/RADEK PIETRUSZKA

El presidente estadounidense, Joe Biden, busca que la IX Cumbre de las Américas, la primera que acogerá Estados Unidos desde la reunión hemisférica inaugural en 1994 en Miami, impulse la democracia en Latinoamérica y genere una mayor cooperación en temas de migración, una prioridad de política interna estadounidense.

Pero el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha amenazado con boicotear la cumbre si Estados Unidos no invita a todos los países, aunque dijo su canciller aún podría asistir.

Después de López Obrador, los mandatarios de Argentina, Bolivia, Honduras y el bloque de 14 naciones del Caribe también han puesto en duda su asistencia, mientras que Chile se ha sumado a los llamados de la mayor participación posible.

Marco Rubio, republicano y duro crítico de Cuba, Nicaragua y Venezuela, instó al gobierno de Biden a no ceder a las demandas mexicanas de «invitar a esta trifecta de tiranía».

«Francamente, no creo que Estados Unidos deba ser intimidado o presionado sobre a quién invitar a una cumbre que está organizando», sostuvo durante la audiencia. Si López Obrador «no quiere venir, que no venga», dijo Rubio.

«Si tenemos una cumbre en la que no invitamos a dictadores y las personas que quieren que vengan dictadores deciden boicotearla, entonces sabremos quiénes son nuestros verdaderos amigos en la región», aseguró.

López Obrador, quien visitó Cuba recientemente, apuesta a que la región avance hacia una «unión» similar a la que dio lugar a la Unión Europea, por lo tanto según él se debe incluir a todas las naciones en las cumbres hemisféricas.

O’Reilly destacó que la administración Biden está «en constante diálogo» con México y otros gobierno de la región sobre la «estructuración y organización» de la cumbre.

«Christopher Dodd viaja actualmente por Sudamérica como asesor especial del presidente para la cumbre, y ya ha realizado consultas con Brasil, Chile, Argentina y también visitará otros países», aseguró.

Andrés Manuel López Obrador (i) y a su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden (d), durante un encuentro virtual.

Foto:

EFE

Bolsonaro critica a Biden tras confirmar presencia en Cumbre de las Américas

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Foto:

Evaristo Sa – AFP

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se refirió este jueves en tono crítico a su homólogo estadounidense, Joe Biden, tras confirmar su asistencia a la Cumbre de las Américas, que se celebrará el próximo mes en Los Ángeles (California).

En declaraciones a periodistas, el líder de la ultraderecha brasileña también valoró el tiempo en que coincidió en el poder con el republicano Donald Trump, derrotado en las elecciones de 2020 por Biden, con quien confirmó que tendrá una reunión bilateral en Los Ángeles.

«Con Trump iba todo muy bien. Teníamos muchas cosas combinadas para hacer aquí, en Brasil. Entre otras cosas, explotar petróleo agregando valor para Brasil», explicó, para añadir que «con Biden, hubo simplemente un congelamiento».

Sobre su relación con Biden, remitió a la única vez que coincidió con él, que fue durante la cumbre del G20 celebrada en octubre de 2021 en Roma. «Lo encontré en el G20, pero pasó delante de mí como si yo no existiera. Fue el tratamiento de él con todo el mundo. No sé si será la edad», declaró en aparente alusión a los 79 años del presidente de Estados Unidos.

También admitió que tenía casi decidido no asistir a la Cumbre de las Américas. «Estaba propenso a no comparecer. No puedo ir, con el tamaño de Brasil, para ser una moldura de una fotografía», sostuvo Bolsonaro, quien agregó: «No voy para sonreír, apretar una mano y aparecer en una foto. Voy para resolver asuntos», apuntó.

Confirmó que cambió de opinión y decidió comparecer a la cita de Los Ángeles después de que, el pasado martes, recibió en Brasilia al exsenador demócrata Christopher Dodd, asesor especial designado por la Casa Blanca para la IX Cumbre de las Américas.

Fotografía de archivo de las Cumbre de las Américas.

Foto:

Ernesto Arias / EFE

«Envió una persona especialmente para conversar conmigo, pero le puse las cartas sobre la mesa» y «hablé del cambio de comportamiento de Estados Unidos hacia Brasil después de que Biden asumió», dijo.

«Soy presidente de Brasil» y «no acepto una pauta internacional» solo para «aparecer bien en una foto. Eso no va a pasar mientras yo sea presidente», subrayó el mandatario.

El exsenador Dodd encabeza una ofensiva diplomática de la Casa Blanca en varios países de la región cuyos presidentes han puesto en duda su participación en la Cumbre de las Américas, después de que Biden sugirió que Cuba, Nicaragua y Venezuela no serán invitadas a esa cita.

El primero en protestar por la potencial exclusión de estos tres países fue el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien anunció su ausencia si no se invita a todos los países de América, una postura a la que posteriormente se sumó el mandatario boliviano, Luis Arce.

Esa posición podría ser imitada por algunos países del Caribe e intentará ser reforzada en una reunión de líderes de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA) que ha sido convocada por Cuba para este viernes.

En el caso de Bolsonaro, no pesaban los casos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, pero sí su relación con Biden, difícil desde que en la campaña electoral de 2020 en Estados Unidos apoyó abiertamente al entonces mandatario Trump.

Así como Trump, el mandatario brasileño llegó a poner en duda el resultado de esas elecciones y fue uno de los últimos líderes mundiales en reconocer la victoria de Biden.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de Efe y AFP.

Más noticias del mundo:

Debanhi Escobar: autoridades exhumarán su cuerpo para nueva autopsia
OMS aprueba resolución que condena a Rusia por invasión a Ucrania
México: mueren seis migrantes en accidente de carretera