Elevar a 35 años el cálculo de la pensión resta 105 euros al mes a las prestaciones iniciales

Elevar a 35 años el cálculo de la pensión resta 105 euros al mes a las prestaciones iniciales

Reforma Pensiones 2022: preguntas y respuestas ante la suma del IPC y el adiós de la paguilla
es
Pensiones ¿A qué edad me puedo jubilar?

El Gobierno ha vuelto a entrar en una espiral de confusión en torno a sus medidas para reequilibrar el gasto en pensiones a través de dos años de sucesivas reformas, las que se negocian actualmente con los agentes sociales y las que se discutirán el año que viene Dos paquetes que exige la Unión Europea y que deben tener como efecto la sostenibilidad del sistema ahora que comienzan a jubilarse las primeras cohortes del baby boom.

En este contexto se enmarca la derogación del denominado factor de sostenibilidad y la revalorización de las pensiones con el IPC. O el aumento de las cotizaciones para rellenar a partir de 2023 el fondo de reserva de las pensiones, que apenas cuenta con 2.000 millones de euros. También, aunque por definir, el compromiso de Seguridad Social con Bruselas para que en el último trimestre de 2022 entre en vigor «la legislación para el ajuste del período de cómputo ampliándolo para el cálculo de la pensión de jubilación».

«No, no, no. Rotundamente no», afirmó ayer José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, en declaraciones a RNE al ser preguntado por si ampliar el periodo de cómputo supondría un recorte en la cuantía de las prestaciones. «Lo que va a hacer es mejorar la situación de estas personas cuyos últimos años (cotizados) no son los mejores».

Los sindicatos expresaron ayer su hartazgo con Escrivá, al señalar su «habilidad» para tensar unas negociaciones de reforma que, afirmaron, están en una fase delicada. En qué se traducirá el plan de Escrivá es una incógnita y CCOO ha expresado en distintas ocasiones su desconfianza hacia la fase de reformas en 2022. El sindicato dirigido por Unai Sordo rechazó ayer admitir ninguna medida que implique un recorte en las pensiones, algo que, asegura, sucedería al ampliar el periodo de cálculo de las pensiones. Más que probablemente, Yolanda Díaz, vicepresidenta y más alto cargo de Podemos en el Gobierno, tampoco pasaría por el aro aunque la medida se proyectara con un amplio periodo transitorio.

Los expertos corroboran esta tesis. «De entrada, supone un aumento de la contributividad y también, una bajada de la pensión media inicial y, por lo tanto, un ahorro en el gasto en pensiones», explica un informe realizado por las universidades de Valencia y Extremadura. Su análisis se centra en las consecuencias de ampliar el periodo de cálculo desde los 25 años que establece la normativa a partir del año que viene a los 35 años que se barajaron la pasada primavera en borradores elaborados por Seguridad Social.

Con una ampliación de esa escala y sin medidas complementarias, la disminución de la pensión inicial estará, en promedio, alrededor de un 8,6%, «un dato bastante superior a los dos que han circulado, que lo sitúa entre el 5,45% y el 6,3%», explica el informe.

La última pensión inicial de jubilación pagada en octubre ascendió a 1.194 euros mensuales, según datos de la Seguridad Social. Si a estas pensiones se les aplicara un periodo de cómputo de 35 años, se recortarían en 105 euros por paga, es decir, la prestación quedaría en 1.094 euros por paga. Al año serían 1.470 euros menos.

A pesar de que, desde un punto de vista técnico se mejoraría la contributividad del sistema de pensiones, sus efectos serían difícilmente asumibles por colectivos como jóvenes, cuyas carreras laborales son volátiles debido a la alta temporalidad del mercado de trabajo español, o mujeres. Según el estudio, realizado combinando datos de la Muestra Continua de Vidas Laborales y de la propia Seguridad Social. las mujeres presentan carreras laborales más cortas, con lo cual su pensión inicial se reduciría un 10,3%, frente a la reducción de los hombres que sería de un 7,9%. E

El recorte, por lo tanto, sería superior al 30% para las pensionistas respecto a los hombres. El motivo es la integración de las denominadas lagunas de cotización, periodos en los que no se ha cotizado. La ley establece que las primeras 48 lagunas en la carrera laboral de una persona se rellenan con el 100% de la base mínima de cotización. A partir de ese número se cubre solo el 50%. A menor carrera laboral más necesidad de integrar de lagunas.

Por ese motivo, sea cual sea el periodo de años ampliado que establezca Seguridad Social, desde la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso se ha propuesto un amortiguador que sería dar a los cotizantes la posibilidad de elegir los años más convenientes en su carrera. Es a lo que se puede referir Escrivá cuando promete que mejorará las pensiones de aquéllos cuyos últimos años cotizados no son los mejores, una alusión a quienes son expulsados del mercado laboral años antes de la edad mínima de jubilación.

De hecho, si se ampliara a 35 años el periodo de cotización pero se permitiera elegir los mejores 25 años para calcular las pensiones, el gasto crecería un 6,5% de media en cada pensión inicial de jubilación. De los 1.194 euros de pensión inicial del pasado mes de octubre se pasaría a 1.272 euros por paga, según el estudio.

Los más beneficiados en este caso serían los cotizantes con bases más bajas, llegando a un incremento del 12,83%, frente a un incremento del 4,37% para los de las bases altas. También atendiendo a la longevidad de la carrera laboral, aumentaría más la de aquellos que han cotizado menos años frente a un crecimiento de un 5,51% para los que han cotizado más años.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más