El turismo rozará los niveles prepandemia esta Semana Santa pese a un 7% menos de reservas por la guerra

El turismo rozará los niveles prepandemia esta Semana Santa pese a un 7% menos de reservas por la guerra

El sector del turismo terminó el primer trimestre de 2022 por encima de sus expectativas y espera acercarse a los niveles anteriores a la pandemia en esta Semana Santa. Según el análisis de los tres primeros meses del año realizado por Exceltur, guerra de Ucrania ha generado «una muy ligera ralentización inicial» respecto a un ritmo de crecimiento que consideraban muy positivo. Además, consideran que tanto en este periodo como en el estival hay un considerable porcentaje de gente que espera hasta el último momento para reservar sus vacaciones por esta incertidumbre.

El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, ha manifestado su alegría por el «ímpetu por viajar», que ha «superado todos los miedos». Ni ómicron ni el conflicto bélico preocupan en exceso al sector: «No están marcando el paso». El PIB turístico ha recuperado un 84,2% del nivel prepandemia en el primer trimestre de 2022.

Así, de cara a la campaña de Semana Santa, las expectativas turísticas y empresariales «se acercan en promedio al 90% de los niveles de ventas registradas en 2019«. Es más consideran «muy posible» que algunas empresas y destinos se sitúen ya por encima de esos datos «ante la creciente propensión a las ventas de último minuto». El subsector del alojamiento, de hecho, está ya en un -5,4%.

Por Comunidades Autónomas, Extremadura (3,8%), Navarra (2,5%), Aragón (2,3%), Castilla-La Mancha (2%) y Cantabria (0,6%) superarán las ventas de la última Semana Santa anterior a la pandemia. La lista la cierra Madrid, aún en un -7,6%, pero Zoreda quiso contextualizar el dato, que considera «muy positivo» si se compara con la caída anterior, cercana al 24%.

En general, los destinos costeros se acercan más a esa tendencia que los de interior, que aún notan el descenso en viajes de trabajo. Asimismo, la organización resalta el turismo nacional, que, para el director de Estudios e Investigación de Exceltur, Óscar Perelli, fue «salvador» para el sector.

A pesar del optimismo, Exceltur considera alarmante la subida de los precios de la energía, suministros y los costes laborales. Según explicó Zoreda, sólo el 26,3% de estos sobrecostes se pueden trasladar a los precios. Los dos retos a los que se enfrenta el turismo, apuntó la organización, son la limitación del crecimiento salarial -que, apuntan, se dispara con los convenios que reflejan la inflación actual- y la capacidad para atraer personal cualificado.

En su opinión, ambos factores no están relacionados, sino que creen que incide más la pandemia y el hecho de que muchos profesionales hayan buscado otras salidas tras pasar meses en ERTE.

Por otro lado, Zoreda solicitó al Gobierno un mejor uso de los Fondos Next Generation, que deberían llegar a los empresarios turísticos y al sector en general. En este sentido, reclamó un Plan Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) para el turismo. «No dejamos de sentirnos agraviados por la existencia de siete u ocho PERTE en sectores menos relevantes«, expuso, ante la aprobación de estos planes estratégicos -de momento hay diez y un undécimo anunciado-, que no llegan al turismo. Considera que el último de ellos, dedicado a la fabricación de microchips, debería ser el ejemplo a seguir.