El turismo en autocaravana se pone más difícil: suben de precio un 25% en un año

El turismo en autocaravana se pone más difícil: suben de precio un 25% en un año

Turismo Autocaravanas: un estilo de viajar al alza España El alquiler de ‘campers’ un negocio que despierta

Ahora que los españoles habíamos empezado a tomarle el gusto a viajar en autocaravana, un tipo de vehículos muy demandados desde la pandemia del coronavirus, los problemas de suministro del sector de automociónpueden fastidiar el verano a más de uno.

Su precio ha aumentado entre un 20% y un 25% en el último año, no hay stock de vehículos nuevos y el plazo de entrega se ha ampliado entre seis meses y un año. Tampoco hay mercado de segunda mano porque como no llegan nuevas autocaravanas, los propietarios no se desprenden de las que tienen.

Esto está afectando también al mercado del alquiler, sobre todo de cara a los meses de verano, según avanza Francisco Jover, consejero delegado de Adria Distribución España, filial del fabricante eslovaco, el segundo de Europa en venta de este tipo de vehículos, tras Volkswagen.

Jover explica que quien no tenga ya reservada su autocaravana para julio y agosto no va a encontrar producto. Este tipo de actividad la realizan principalmente los concesionarios que las venden como una segunda actividad y, por lo tanto estos negocios, generalmente pymes están empezando a verse seriamente golpeados por la falta de negocio. Adria en España tiene una cartera de pedidos de 300 vehículos que no llegarán hasta después del verano.

La situación es similar en toda Europa, como explica Denis Car, director de producto de Adria Mobil. «La demanda creció en la pandemia y la postpandemia pero tenemos problemas de suministro de chasis, sobre todo de Fiat, que tiene la mejor base para este tipo de vehículos con la Ducato, y un fuerte incremento de precios en materiales», puntualiza.

En cuanto a los datos del mercado, tras un buen arranque del año en enero y febrero con una subida de las matriculaciones, en marzo empezó el desplome que se ha acelerado en abril. En el último mes del que dispone datos Aseicar (Asociación española de la industria y comercio del caravaning), las ventas de autocaravanas cayeron un 30,6% (297 unidades) respecto al año anterior y las de campers un 9,2% (186), con un descenso del 5,8% en el mercado de segunda mano (1.512 unidades sumadas las dos categorías).

En los cuatro primeros meses del año se registra un descenso del 2,7%, que previsiblemente se acentuará en los próximos meses, que además son los de mayor demanda por las vacaciones. Y es que a la subida de los precios de los vehículos hay que añadir la del propio coste de la vida (el IPC subió un 8,5% solo el mes pasado), lo que está reduciendo la capacidad adquisitiva de las familias.

Adria tiene la mayor fábrica de Europa de autocaravanas, campers y caravanas en la localidad eslovaca de Novo Mesto, cerca de Italia, donde también tiene una factoría el grupo Renault. Con 40.000 m2 en cinco líneas de montaje y una capacidad de 200.000 vehículos al año, en el ejercicio fiscal, 2021-2022, que finaliza el 31 de agosto no podrá producir más de 160.000 o 170.000 vehículos, alrededor de un 20% menos.

Car comentó que, por suerte para la compañía, Adria había empezado a diversificar sus suministradores de chasis y motores hace tres años dando entrada a Citroën y a Mercedes- Benz para el lanzamiento de una nueva gama Premium que acaba de presentar y se llama Supersonic.

Con estas alternativas ha podido compensar en parte la falta de suministros de Fiat. La versión de Citroën, aunque se monta en la misma planta, en Sevel Sud, cerca de Rímini, fruto de un acuerdo entre Fiat y la antigua PSA que se remonta a 1978, tienen menos problemas de suministro porque tiene menos electrónica y por lo tanto necesita menos semiconductores.

Versión de carrocería corta de la Adria Supersonic

Adria, que controla el 7% del mercado europeo de este tipo de productos (es un segmento muy atomizado), emplea a 2.121 personas y facturó en el ejercicio fiscal 20-21 617 millones de euros, con 19.807 vehículos entregados. Cuenta con más de 500 concesionarios en Europa, 25 de ellos en España.

Supersonic es la nueva autocaravana de lujo de Adria y el tope de su gama. Un apartamento de alto standing sobre ruedas con un precio que arranca en los 160.000 euros, como un apartamento, pero con la ventaja de que puede cambiar de barrio y vistas sin problemas. Es una autocaravana del tipo integral, las otras tres categorías más pequeñas y menos equipadas son las capuchinas, perfiladas y campers.

Su desarrollo ha exigido tres años de trabajo e inicialmente, al menos, o tendrá problemas de retrasos en la entrega.

Interior de la Adria Supersonic

Hay dos tamaños, 7,8 metros de largo y dos ejes o 8,9 metros y tres ejes, con la posibilidad de optar en la parte inferior por una o dos camas. Además lleva una cama doble en la parte delantera superior que se sube y baja apretando un botón. Pese al tamaño, ambas versiones están pensadas para cuatro ocupantes. Obviamente tiene ducha y sanitario, demás de cocina completa y múltiples huecos.

Su interior es similar al de un yate de lujo, con tapizados en piel y un amplio equipamiento de seguridad y confort, además de un amplio maletero con dos puertas en la parte trasera. Lleva motor 2.0 Mercedes con 150 o 170 caballos, con cambio manual de seis velocidades el primero y automático G-Tronic de nueve el segundo.

Entre las innovaciones de este nuevo modelo de Adria destaca una iluminación exclusivamente de led para el interior y exterior, con un diseño específico en la trasera, un frontal con un parabrisas panorámico y un exclusivo sistema para ocultar los cinturones de seguridad de las dos plazas traseras para que no molesten cuando se convierte en salón, comedor o cama.