El show de Alonso en Abu Dhabi: intento de caballito en un kart y espectacular cámara ‘ocular’ de su Alpine

El show de Alonso en Abu Dhabi: intento de caballito en un kart y espectacular cámara ‘ocular’ de su Alpine

Fernando Alonso vuelve a sonreír y eso se nota en cada Gran Premio. Su primera temporada en Alpine se puede considerar un éxito, no sólo porque la cerrará como la mejor desde 2014 en puntos, sino porque ha regresado al podio y ha recuperado las ganas de pelear por el tercer título.

Esa actitud positiva le hace divertirse incluso en eventos promocionales, como el que realizó en la previa del GP de Abu Dhabi. El asturiano y Esteban Ocon, auspiciados por un patrocinador de Alpine, se pusieron al volante de unos karts similares a los que tiene el bicampeón español en su Museo y Circuito de La Llarena (Asturias) para competir contra periodistas e invitados. Al finalizar, Alonso se quedó un rato en la pista y ahí es donde empezó su particular ‘show’.

Desde hacer ‘donuts’ sin manos, hasta trompos rozando las protecciones o, el más difícil todavía, intentar levantar el morro del kart para hacer un caballito (algo que logró mínimamente), el asturiano se lo pasó como un niño en una jornada de eventos que, normalmente, no suele ser tan entretenida para ellos.

Ya en los entrenamientos del viernes, que Alonso completó con dos sextos tiempos, Alpine fue protagonista por dos detalles. Además de abrazar totalmente la idea de ‘El Plan’ y plasmarlo en el alerón trasero, el equipo francés fue ‘agraciado’ por la organización con la colocación de una de las cámaras especiales que están probando para las retransmisiones a partir de 2022.

La colocación de la misma es en un punto clave para el piloto: en el casco. Desde esta perspectiva, que además mostraron durante toda una vuelta completa, se pudo ver en su máximo esplendor el trazado de Yas Marina y, sobre todo, las mil y un tareas que tiene que realizar un piloto como Fernando Alonso para completar un giro completo, desde la labor en el volante hasta las frenadas o aceleraciones en los puntos precisos.

En los primeros libres fue Charles Leclerc quien llevó esta cámara, aunque en su caso no se ofrecieron imágenes durante toda una vuelta. La intención de la organización es que este tipo de cámaras, que se asemejan mucho a la visión exacta del piloto, se extienda en el resto a partir de la próxima campaña.