El Renault 4 eléctrico se ‘estrena’ como coche de ‘car sharing’

El Renault 4 eléctrico se ‘estrena’ como coche de ‘car sharing’

Ya con Luca de Meo a los mandos, el Grupo Renault ha dado un giro radical a su estrategia. En términos comerciales, pasando de buscar el volumen a la rentabilidad. En cuanto a producto, mirando al futuro, claro, pero sin perder de vista la herencia del pasado.

Así lo hizo ya en Fiat, recuperando el 500 o la marca Abarth; luego apostó por la enseña Cupra en Seat y ahora le llegará el turno a Alpine en Renault. Aunque lo que el gran público agradecerá más, y en particular el español, será el renacimiento de dos modelos que fueron icónicos en la sociedad y las carreteras durante décadas: el R5 y el R4, más conocido como 4 Latas.

Boceto del futuro Renault 5 eléctrico que llega en 2023EM

Ambos llegarán como coches 100% eléctricos, con una imagen simpática y unos precios en el entorno de los 20.000 euros (sin ayudas) que les hagan populares de verdad. El primero está previsto que aparezca en 2023 y el segundo, a partir de 2025. Lo de menos es que ambos se fabricarán en el polo eléctrico que el grupo ha diseñado en el Norte de Francia y que ha denominado Electricity. Allí montará tanto automóviles como baterías y tiene también su primera fábrica de economía circular.

Renault también opera, a través de su división Mobilyze, la compañía de car sharing (coche compartido) Zity. La estrenó en Madrid para luego ampliar su actividad en París y cuenta con 1.300 vehículos cero emisiones Renault Zoe y más recientemente, Dacia Spring. A ellos, y aunque sea sólo durante unos días, sumará en la capital española un modelo muy particular.

Renault 4L eléctrico de ZityEM

Se trata de un Renault 4 L original al que ha dotado de un motor eléctrico y de una batería con una autonomía de hasta 100 km. El coche se podrá ver durante las próximas semanas por las calles madrileñas, aunque no se podrá alquilar: forma parte de una acción de márketing aunque también es un guiño a lo que está por venir.

De hecho, los bocetos que se han filtrado del futuro Renault 4 mantienen el espíritu del automóvil de 1961. Su sencillez, precio y versatilidad lo posicionaron rápidamente como la opción idónea para la clase media trabajadora, que podía usarlo tanto por ciudad como por los caminos.

Asi podría ser el Renault 4 a pilas que aparecerá en 2025EM

Su fama de irrompible le acompañó a lo largo de los 25 años que estuvo en producción y durante los cuales se fabricaron ocho millones de unidades. De ellas, 800.000 se vendieron en nuestro país, donde todavía se puede ver alguna en circulación y donde es un coche clásico por el que se llegan a pagar hasta 5.000 euros en el mercado de ocasión.

El modelo que aparecerá en 2025 ya no resultará tan pragmático en términos de movilidad. O sí, dado los nuevos tiempos que corren. Así, aunque esté recluido en la ciudad, ayudará a hacer de esta un entorno más limpio.

Según City, solo la flota de 800 vehículos que tiene funcionando en Madrid evita anualmente más de2.500 toneladas de emisiones a la atmósfera, lo que equivale al consumo de energía de casi 300 hogares españoles al año.

Zity tiene 250 Dacia Spring operando en MadridEM

Además, contribuye a reducir la contaminación acústica y a mejorar la fluidez del tráfico. Según los datos recopilados en el servicio de Zity, cada vehículo de car sharing es utilizado entre 8 y 10 veces más que un vehículo particular. Además, según la última encuesta realizada por la compañía, el 85% de sus usuarios seguirá utilizando el servicio a medio plazo y, por tanto, no tienen planes de comprar un coche particular.

Todo ello, cuando Madrid es la ciudad europea con un mayor índice de mortalidad asociado a la polución por dióxido de nitrógeno causada por el tráfico rodado, según el ránking de ISGlobal.

Un padre y un hijo plantan un arbol en el nuevo bosque de PalenciaEM

A la iniciativa de Zity, la Fundación Renault para la Inclusión y la Movilidad Sostenible ha añadido esta semana la plantación de un bosque en la provincia de Palencia. En colaboración con Patrimonio Natural de la Junta de Castilla y León, los empleados de la factoría de Palencia, junto con sus familias, han sido los encargados de llevar a cabo esta reforestación con más de 5.000 árboles.

Ello permitirá mejorar la biodiversidad de la zona, el asentamiento de fauna autóctona y absorber 25 toneladas de CO2 al año. Una iniciativa que se suma a los retos de Renault Group que ha anunciado su compromiso de conseguir la neutralidad de carbono en Europa en 2040 y que en 2022 todos los vehículos de su nueva gama contarán con una versión electrificada.

La Cañada Real burgalesa, entre las localidades palentinas de Tariego de Cerrato y Cevico de la Torre, ha sido el lugar elegido para plantar un bosque que se nutrirá de árboles y arbustos de variedades autóctonas como encinas, quejigos, almendros y sabinas.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más