El periodista de RT Manuel Hernández Borbolla gana el premio Nacional de Periodismo de México por un reportaje sobre la contaminación del río Santiago

El periodista de RT Manuel Hernández Borbolla gana el premio Nacional de Periodismo de México por un reportaje sobre la contaminación del río Santiago

El trabajo premiado, que incluye dos entregas y un documental, es fruto de un viaje, en enero del 2020, al municipio de El Salto, donde se encuentran los afectados por los vertidos.

El periodista de RT, Manuel Hernández Borbolla, fue galardonado este viernes con el Premio Nacional de Periodismo de México por ’10 años encubriendo el envenenamiento de niños: cómo ocultó México la contaminación de un río por transnacionales’, un reportaje que narra los estragos de la contaminación en el río Santiago, en Jalisco. 

El trabajo premiado, que incluye una segunda entrega y un documental, es fruto de un viaje, en enero del 2020, a los municipios de El Salto y Juanacatlán, donde se encuentran los afectados por los vertidos.

El reportaje documenta cómo el Gobierno de Jalisco mantuvo en secreto por casi una década un informe que muestra altas concentraciones de cadmio, mercurio, arsénico y plomo en menores de 12 años, mientras empresas como Hershey´s, Honda y Nestlé siguen vertiendo tóxicos al agua con la complacencia de las autoridades.

El 14 de febrero de 2008, el pequeño Miguel Ángel López Rocha murió en un hospital de Jalisco tras haber caído en el río Santiago. Los médicos encontraron que el menor tenía en la sangre niveles de arsénico un 400% más altos que el máximo permisible.

El suceso detonó la molestia de la población, que desde entonces emprendió una batalla jurídica y política para tratar de remediar los daños ocasionados por la presencia de tóxicos en el agua entubada que llega a las casas. Sin embargo, 13 años después, el problema sigue sin ser atendido por las autoridades.

Entre las empresas con mayor registro de contaminantes en el río Santiago se encuentran las estadounidenses Zoltek, una compañía especializada en la comercialización de fibra de carbón, y la fábrica de chocolates Hershey’s, que derramó altos niveles de plomo. También la automotriz Honda y la compañía de químicos Quimikao, ambas oriundas de Japón. 

«Más allá de la satisfacción personal, espero que este reconocimiento ayude a darle más visibilidad al exterminio silencioso que ha ocurrido durante años en localidades como El Salto y Juanacatlán, mientras un puñado de inversionistas maximizan ganancias a costa de la gente», ha señalado Hernández Borbolla después de recibir el premio.