El mercado laboral frena su mejora: sube el paro en agricultura, industria y construcción y baja en servicios

El mercado laboral dio el pasado mes de marzo señales de haber encontrado problemas para continuar la mejora del último año al reducir el paro en apenas 2.900 personas, un 0,09% menos que en febrero. Se trata del menor avance desde 2014 si se exceptúa marzo de 2020, cuando el Gobierno lanzó las medidas extraordinarias para hibernar la economía y frenar el avance del Covid19.

El número de parados asciende ahora a 3.108.763 personas, lo que supone 840.877 desempleados menos que hace un año o una reducción del 21,29%.

Resulta llamativo que, respecto al pasado mes de febrero, el paro registrado crece en Agricultura en 1.568 personas (1,01%); en Industria en 1.173 (0,46%); en construcción en 5.664 (2,33%) y también entre el colectivo sin empleo anterior 6.764 (2,71%); mientras que desciende en el de servicios, el más numeroso, en 18.090 personas(-0,82%). En términos desestacionalizados (datos a los que se les ha quitado el efecto propio de la época del año) el paro registrado sube en 25.682 personas.

Está por ver si el frenazo es un efecto del fuerte crecimiento registrado en el último año (marzo de 2021 fue el tercero mejor de la serie histórica), es consecuencia del paro de los transportistas que llegó a detener las cadenas de suministro o es una señal de la gran incertidumbre que ha despertado la guerra en Ucrania y el consiguiente efecto en términos de inflación. El Gobierno ha implantado un nuevo sistema de ayuda a empresas y trabajadores y ha prorrogado la prohibición del despido por causas relacionadas con la crisis de los precios energéticos.

En cualquier caso, marzo ha supuesto en final de un marco laboral y el comienzo de otro en el que el objetivo es reducir a mínimos la temporalidad. En el marco ya en vigor la contratación indefinida es el pilar central y en este mes se han firmado 513.677 contratos indefinidos, la mayor cifra de cualquier mes de la serie histórica. Este medio millón de contratos suponen un 30% del total, cuando hace un año su peso en el conjunto ascendía al 14% lo que representa una sustancial mejora. No obstante, hay que tener en cuenta que este tipo de contratación se divide, en cuanto a la duración de su jornada, en 260.822 a tiempo completo y 252.855 a tiempo parcial. Los primeros han tenido una subida, respecto a marzo de 2021, de 132.031 (102,52%) y los segundos se han incrementado en 174.455 (222,52%), ha informado el Ministerio de Trabajo.

En lo relativo a afiliación a la Seguridad Social, el organismo ha informado de que ganó una media de 140.232 cotizantes en el mejor mes de marzo desde 2019.Con este repunte de afiliados, el número total de ocupados se situó al finalizar marzo en 19.834.504 cotizantes, lo que está «en línea con el crecimiento habitual de los meses de marzo».

En términos desestacionalizados, que es la métrica que ha venido empleando el Gobierno en los últimos meses, el número de cotizantes a la Seguridad Social se incrementó en marzo en una cifra sustancialmente menor, 23.998 trabajadores (+0,1%), lo que situó el total de ocupados en 19.958.479 personas.

El incremento mensual de este año, que en valores relativos fue del 0,7%, duplica el registrado en marzo de 2021, cuando el sistema sumó 70.790 ocupados, y contrasta con el descenso de 243.469 afiliados de marzo de 2020, mes en el que se hundió la ocupación tras declararse la pandemia. En marzo de 2019, antes del Covid, el aumento de la afiliación fue ligeramente superior al de este año (+155.104 nuevos cotizantes).