El jefe de la empresa estadounidense que despidió a 900 empleados en una videollamada grupal se toma «un tiempo libre»

El jefe de la empresa estadounidense que despidió a 900 empleados en una videollamada grupal se toma «un tiempo libre»

Better.com contrató a una firma externa independiente para realizar una «evaluación cultural y de liderazgo» de la compañía.

Vishal Garg, director ejecutivo de la compañía prestamista de hipotecas digitales estadounidense Better.com —que la semana pasada despidió a 900 empleados en una videollamada grupal—, se ha tomado «un tiempo libre», informa la revista Vice, citando un correo electrónico interno enviado este viernes y al que ha tenido acceso.

«Vishal se tomará un tiempo libre con efecto inmediato», explica el texto suscrito por la junta directiva. «Durante ese período provisional, Kevin Ryan, como director financiero, gestionará las decisiones diarias de la empresa e informará a la Junta», añade.

«No se permite fallar dos veces»

Asimismo, en el ‘e-mail’ se detalla que fue contratada una empresa externa independiente para realizar una «evaluación cultural y de liderazgo», cuyas recomendaciones se tendrán en cuenta a la hora de construir en Better.com una «cultura positiva y sostenible» a largo plazo.

«Tenemos mucho trabajo por hacer y esperamos que todos puedan volver a centrarse en nuestros clientes y apoyarse mutuamente, para continuar construyendo una gran empresa de la cual podamos estar orgullosos», concluye.

La videollamada grupal de Garg trascendió a las redes sociales y recibió numerosas críticas. Además, en un mensaje posterior hizo unas declaraciones en un tono aún más tajante: «No se permite fallar dos veces. No será aceptable no cumplir con los plazos», aseveró.

Pospone su debut en la bolsa

En un foro de compañías de redes sociales, el CEO de Better.com dijo que la culpa era de los empleados despedidos, alegando sin pruebas que «al menos 250 de las personas despedidas trabajaban un promedio de dos horas al día mientras registraban más de ocho horas en el sistema de nóminas», con lo cual, dijo, «robaban» a los clientes y a la empresa.

Tras estos comentarios, muchos extrabajadores dijeron que se sintieron ofendidos. Incluso, tres de los mejores empleados de la empresa renunciaron a raíz de los despidos. Por su parte, Garg se disculpó con el personal y reconoció que «no mostró la cantidad adecuada de respeto y aprecio hacia las personas afectadas y sus contribuciones a Better».

La empresa se había estado preparando para debutar en la bolsa mediante una fusión con una compañía con propósito especial de adquisición, tras recibir una inyección de 750 millones de dólares por parte de Aurora Acquisition y SoftBank, pero decidió retrasar sus planes al desencadenarse la polémica.

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!