El gigante ruso Gazprom corta el suministro de gas a Países Bajos y lo hará con Dinamarca

El gigante ruso Gazprom corta el suministro de gas a Países Bajos y lo hará con Dinamarca

El gigante energético ruso Gazprom anunció el martes que había suspendido el suministro de gas al proveedor neerlandés GasTerra ante el rechazo de este a pagar en rublos, mientras que la compañía Ørsted, principal grupo energético de Dinamarca, anunció que el gigante ruso le ha comunicado la suspensión del gas a partir de mañana por el mismo motivo.

«Gazprom ha suspendido totalmente sus envíos de gas a la sociedad GasTerra B.V. (Países Bajos) debido al no pago en rublos», anunció el gigante ruso en un comunicado en Telegram.

Como respuesta a las sanciones impuestas por la Unión Europea tras la ofensiva lanzada en Ucrania, el presidente ruso Vladimir Putin exigió que los compradores de gas de países «hostiles» pagaran en rublos en vez de euros o dólares y desde cuentas en bancos rusos, bajo amenaza de suspender el suministro.

El grupo GasTerra rechazó estas condiciones y reclamó el respeto de las obligaciones contractuales, señalando que los pagos exigidos por el Kremlin suponían «un riesgo de violación de las sanciones elaboradas por la Unión Europea».

Alrededor del 15% del gas de Países Bajos procede de Rusia, lo que equivale a unos 6.000 millones de metros cúbicos por año, según el Gobierno. La decisión de Gazprom implica que el país no recibirá unos 2.000 millones de metros cúbicos de gas de ahora hasta octubre, había advertido GasTerra, añadiendo que ya había anticipado este escenario comprando gas en otros sitios.

Rusia había cortado previamente el gas a Finlandia, Bulgaria y Polonia. También lo hará con Dinamarca, a quien dejará de suministrar gas a partir de mañana. «Gazprom Export ha mantenido su demanda de que Ørsted pague por su suministro de gas en rublos. Ørsted no tiene obligación de hacer eso de acuerdo con el contrato y la compañía seguirá pagando en euros», consta en un comunicado.

La compañía danesa resaltó que no hay ningún gasoducto de Rusia a Dinamarca, por lo que Rusia no podrá cortar directamente el suministro a Dinamarca, que le llega a través de Alemania, y que podrá acceder al gas en el mercado europeo, algo que considera «posible».

«La decisión de Gazprom no cambia nuestro análisis. Tenemos todavía gas en Dinamarca y no contamos con que la situación vaya a cambiar. Pero Dinamarca tiene planes listos si empeorase», señaló en otro comunicado la Dirección General de Energía.