El fiscal pide prisión a cuatro directivos de Iberdrola y 84 millones de multa a la eléctrica por manipular el precio de la electricidad

El fiscal pide prisión a cuatro directivos de Iberdrola y 84 millones de multa a la eléctrica por manipular el precio de la electricidad

La Fiscalía Anticorrupción pide a la Audiencia Nacional que condene a dos años de prisión a cuatro directivos de Iberdrola por manipular los precios de la energía, y a Iberdrola Generación a pagar 84 millones de multa e indemnizaciones de hasta 107 millones.

Así consta en el escrito de acusación remitido por la Fiscalía al juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, cuyo juzgado ha investigado las maniobras de Iberdrola a finales de 2013 para dejar fuera de juego las centrales hidráulicas que más barato producían. De esa forma, el precio de la electricidad se casaba con las centrales de ciclo combinado, de producción más cara.

La Fiscalía resume así el resultado de la investigación: «Iberdrola, con la finalidad de provocar una subida del precio de la energía eléctrica y perjudicar a los consumidores, ideó y puso en funcionamiento un sistema para incrementar el precio de la energía que vendía, más allá del que debiera resultar de la libre concurrencia de la oferta y la demanda».

Para conseguir ese «mayor precio en el mercado eléctrico», durante tres semanas de diciembre de 2013 «aumentó, sin causa legítima que lo justificara, el precio en las ofertas de energía eléctrica correspondiente a sus centrales hidráulicas de Duero, Sil y Tajo, a un nivel por encima del precio de mercado diario que impedía casar las operaciones, a pesar del incremento que experimentaban en esos días los precios de la energía eléctrica en el mercado de contado, que la situaban ante un coste óptimo de oportunidad. Esta situación determinó la retirada de programación de las centrales referidas, esto es, dejaron de producir energía».

El resultado concreto fue que el previo megavatio subió 7,156 euros en esas fechas. Con ello, Iberdrola incrementó sus ingresos en 21.222.818 euros . El cuádruple de esa cantidad es lo que pide Anticorrupción en concepto de multa (84.891.272 euros), además del decomiso de los 21,2 millones de beneficio ilegal.

El perjuicio económico para el resto ascendió a 107.340.000 euros. Esa es la cifra por la que deberá indemnizar a los afectados. Los perjuicios a otras compañías comercializadoras fue de 10,5 millones. El resto fue soportado por los consumidores con contratos a precio variable y, en los contratos a precio fijo, por las compañías de seguro que daban la cobertura.

Los directivos que se sentarán en el banquillo por un delito relativo al mercado y a los consumidores -salvo que prospere el último recurso que tienen pendiente- son Ángel Chiarri Toscano, Director de Gestión de la Energía; Gregorio Relaño Cobián, responsable de Optimización, Gestión de Recursos y Trading; José Luis Rapún Jiménez, responsable de Gestión de Activos; y Javier Paradinas Zorrilla, responsable de Mercados a Corto Plazo y Generación Global.