El debate está servido: ¿hay conflicto de intereses en la intermediación de Piqué entre la Federación y Arabia Saudí?

El debate está servido: ¿hay conflicto de intereses en la intermediación de Piqué entre la Federación y Arabia Saudí?

Gerard Piqué dio la cara –a su modo, convocando a unos periodistas seleccionados y a través de su canal de Twitch– y en su comparecencia quedó claro cuál es el punto clave del asunto de la intermediación de su empresa Kosmos para llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí, embolsándose 24 millones de euros por ello: ¿hay un conflicto de intereses porque sea un jugador en activo del FC Barcelona tanto para él como para la Federación Española de Fútbol?

«No me tengo que esconder de nada, estamos hablando de una cosa que es totalmente legal. La gente puede dudar de si es correcto o si hay un conflicto de interés, pero lo que es ilegal es coger audios privados y filtrarlos por interés», comenzó su defensa en la madrugada del lunes Piqué, que no tardó en saltar en un fuerte intercambio con Juanma Castaño cuando el periodista de la Cadena Cope le cuestionó si era ético que un futbolista que forma parte de una competición negocie con el organizador de la misma. «Cuál es el conflicto de interés, explícamelo», espetó Gerard. «Respeto a los cachés, es una conversación sacada de contexto, es una decisión 100% de la Federación», continuó entonces. «No tiene nada que ver un tema comercial con resultado en el campo. Traigo una oportunidad para la Federación. Antes se llevaba 120.000 euros, después 40 millones«, insistió Piqué con las cifras del suculento acuerdo, en el que su empresa Kosmos se embolsará 24 ‘kilos’ en seis años.

El conflicto de intereses fue de nuevo protagonista con el popular Mister Chip (Alexis Tamayo, Onda Cero). «Estás haciendo un trabajo para el presidente de la Federación, que es el que gestiona a los árbitros, varias competiciones en las que participas y en la que participa el Andorra, del que eres propietario. El sentimiento de gratitud irá de su parte, pues aparte de lo que se ha llevado la Federación, Luis Rubiales tiene una comisión por cada negocio de la RFEF (un 0,15%, concretamente) y tú le has conseguido una cantidad dinero». La respuesta de Piqué, evasiva, llegando a hablar de un país con mucha corrupción y hasta de «japoneses que cuando pasa algo así se suicidan». «¿Tú crees que un presidente de la RFEF, por un acuerdo en el que se ha beneficiado la Federación, va a coger a un árbitro y le va a decir ‘ahora pita a favor del Andorra’?«, se defendió el jugador del Barcelona.

El conflicto de intereses va en aumento con otro dato que ha salido a la luz: el contrato entre la Federación y Arabia Saudí contempla una cláusula en la que, si Real Madrid o Barcelona no se clasifican para la Supercopa, habrá una penalización de 5 millones de euros por cada uno. Este año, sin ir más lejos, el equipo azulgrana solo se clasificará si queda segundo en la Liga, competición en la que va esa posición precisamente empatado a puntos con Atlético y Sevilla. «Conviene que vayan Barcelona y Real Madrid. No es muy difícil entenderlo«, soltó este martes Diego Simeone, parte implicada en esta lucha.

Desmentido de Juan Carlos I

También el rey emérito, Juan Carlos I, se ha visto implicado en el asunto por la intención de Piqué de ponerse en contacto con él para tratar de aprovechar sus contactos en Arabia Saudí. «Rubi, ¿crees que acercándonos al rey puede ayudar? Que tiene muy buenas relaciones con la gente de ahí, con los reyes o con quien sea de los saudíes. Porque podemos entrar fácil. Yo sé que tú supongo que también puedes entrar, pero creo que el rey aquí nos podría ayudar, seguro… El emérito, ¿eh?», le dijo el jugador en un audio a Luis Rubiales.

La respuesta de Juan Carlos I no tardó en llegar, a través de un mensaje a Susana Griso que la periodista de Antena 3 reveló en Espejo Público: «Susana, desmiéntelo categóricamente. Me puso Piqué un whatsapp para verme, pues venía a Abu Dabi a presentar su Copa Davis, y le dije amablemente que no estaría aquí. Pero de lo otro nunca».

Implicaciones políticas

El presidente del Consejo Superior de Deportes dejó una frase lapidaria. «No parece muy lógico estética ni éticamente que un futbolista que está todavía en activo, que pertenece a un club que juega la competición, al mismo tiempo pueda ejercer de intermediario», manifestó José Manuel Franco, que eso sí reconoció que «no parece haber aspectos ilegales».

Y los partidos políticos se han empezado a mover. Partido Popular, Ciudadanos y Compromís han pedido que Luis Rubiales comparezca (en el Congreso y en el Senado) para dar explicaciones.

El presidente de la Federación Española no ha dado su versión aún. Lo hará este miércoles, a las 10.30 horas, en una rueda de prensa en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid) junto al secretario general de la entidad, Andreu Camps.