El Barça vuelve a batir el récord mundial de asistencia a un partido de fútbol femenino en su goleada ante el Wolfsburgo

El Barça vuelve a batir el récord mundial de asistencia a un partido de fútbol femenino en su goleada ante el Wolfsburgo

El partido disputado este viernes entre el FC Barcelona y el Wolfsburgo, correspondiente a la ida de las semifinales de la Liga de Campeones femenina, ha entrado en la historia del fútbol femenino al convertirse en el encuentro con más espectadores en el estadio gracias a los 91.648 aficionados que poblaron el Camp Nou.

De este modo, el conjunto azulgrana supera el anterior hito conseguido el 30 de marzo ante el Real Madrid, en la vuelta de los cuartos de final de ‘Champions’, donde asistieron 91.553 aficionados tras superar la asistencia del partido ante el Real Madrid, donde hubo tan sólo hubo 95 aficionados menos presenciando el partido del equipo femenino en el Camp Nou.

El partido del Barça, tras endosar una ‘manita’ al Wolfsburgo en la ida de las semifinales, entra en los libros de fútbol al superar también el duelo de la final del Mundial femenino del año 1999, que enfrentó a las selecciones de China y Estados Unidos y congregó a 90.195 espectadores en las gradas del estadio Rose Bowl.

Las alemanas sucumbieron al claro dominio de las de Jonathan Giráldez y la defensa del Wolfsburgo quedó noqueada ante las reiteradas ocasiones de las atacantes culés. En el minuto 2, Rolfo sacó provecho de una falta sin mayor trascendencia y Aitana Bonmatí, tras un balón largo de su compañera, se zafó de Dominique Janssen, la capitana del equipo rival, que no tuvo su mejor tarde, y remató plácidamente para abrir el marcador.

Más tarde, el conjunto azulgrana siguió creciendo y no dio tregua a un Wolfsburgo entumecido por el ambiente y la clara superioridad de la vigente campeona de Europa. De nuevo, la capitana alemana perdió un balón debido a la presión tras pérdida del cuadro culé y Grahan Hansen sorteó uno por uno a las rivales para marcar el segundo tanto.

Como agua caída del cielo para las germanas, el vendaval blaugrana cesó unos minutos, pero la supremacía de las locales volvió a frustrar las pocas oportunidades del equipo de Tommy Stroot. En esta línea, se desmelenaron nuevamente con un gol de Jennifer Hermoso, que puso el 3-0 a la media hora tras una gran triangulación. Y por si quedaba cualquier resquicio de duda del dominio abrumador, Alexia Putellas logró el 4-0 en el minuto 40 para sellar el primer asalto y prácticamente la eliminatoria antes de llegar al descanso.

La actual campeona ya tenía más tranquilidad ante un rival que pagaba su gran desgaste, pero empezó la segunda parte con la misma intensidad. El guion de partido parecía repetirse con un gol anulado de Ana Crnogorcevic, que el VAR evitó que subiese al marcador por fuera de juego. Precisamente, el videoarbitraje validó el único tanto de las visitantes en el minuto 72, a cuenta de la neerlandesa Jill Roord al aprovechar una pérdida en ataque.

Pese a la diferencia abismal en el marcador, el Barça no bajó los brazos y de las botas de la nigeriana Asistat Oshoala, quien actuó de revulsiva, pasaron las mejores oportunidades de la segunda parte. Sin embargo, Putellas, la mejor jugadora del mundo, transformó la pena máxima desde los once metros y culminó una ‘manita’ histórica.

Así, el FC Barcelona se tomó la revancha ante un rival al que no habían ganado hasta la fecha, y que les eliminó de semifinales en la edición 2019/2020, por lo que rompieron el maleficio y se vengaron a lo grande con un Camp Nou entregado que vivió el triunfo número 40 del equipo femenino en los 40 partidos oficiales disputados esta temporada.